Secciones
Yucatán

"Antreros" espantan al turismo en Mérida

por La Verdad

Ruido excesivo en las madrugada y conductas inapropiadas o violentas de sus clientes

Redacción Web/Diario La Verdad CIUDAD DE MÉRIDA.- Ante la queja de visitantes nacionales y residentes extranjeros del primer cuadro de la ciudad, el sector empresarial turístico demanda a las autoridades municipales mayor vigilancia a las cantinas, bares y clubes nocturnos, ya que a altas horas de la madrugada su clientela provoca molestias a los huéspedes de los hoteles, e incluso muchas veces hasta se orinan en la vía pública. El presidente del Consejo Empresarial Turístico, Jorge Escalante Bolio, manifestó que hay negocios que pueden tener licencias de restaurantes, pero por las noches funcionan como bares, por lo que es necesario ‘mano dura’ en la aplicación de la ley. MALA IMAGEN A manera de ejemplo señaló que ‘el Centro Histórico es como la sala de la casa y debemos procurar la mejor imagen, sobre todo cuando se tienen visitas, pero qué pasa si no ponemos orden antes de que se vuelva un serio problema’. ‘Incluso, bastaría con preguntarnos si esos bares que funcionan hasta altas horas de la noche o de madrugada cumplen con las mínimas normas de higiene, ya que hay establecimientos en donde las instalaciones y los sanitarios dejan mucho que desear’, destacó. El empresario citó que los residentes extranjeros de esa zona de la ciudad ya se han sumado a la petición de que impere el orden. El pasado mes de marzo, realizaron una junta en el número 549 de la calle 75 con 72 y 70, del barrio de San Sebastián. ‘En esa ocasión participaron las autoridades municipales de Desarrollo Urbano, Turismo, la Policía y Gobernación, así como algunos extranjeros residentes del Centro Histórico, quienes expusieron las incomodidades que les generan los centros nocturnos, ya que afectan su calidad de vida’, recordó. ‘Subrayaron las afectaciones que viven y mostraron como pruebas videos, fotos y testimonios  para exigir el cierre de diversos negocios nocturnos, con la justificación del ruido y las molestias. Una semana después de esa junta La Fundación Mezcalería fue clausurada por Desarrollo Urbano, debido a varias ‘irregularidades’, pero prácticamente fue reabierta de inmediato, aunque las autoridades mantienen vigilancia y mediciones constantes. Escalante Bolio agregó que en las últimas semanas diversos bares del centro de Mérida han sido clausurados y suspendidos, mientras que otros están bajo la constante vigilancia de la Policía Municipal, pero no ha sido suficiente porque el problema sigue latente, principalmente cada fin de semana. Por su parte, los dueños aseguran que la presencia de los elementos de la Seguridad Pública es intimidatoria y ahuyenta a los clientes. NUMERALIA 60 Bares y cantinas hay en el primer cuadro de la ciudad 75 decibeles, máximo permitido de ruido 25,000 días de salario mínimo según la infracción de los antros  FRASE ‘Las leyes y sus reglamentos no son negociables, se debe aplicar mano dura para mantener el orden’. Jorge Escalante Bolio, Presidente de Cetur.

Comentarios

Te puede interesar