Yucatán

Afores ganan plusvalía y renuevan su modelo de inversión en Yucatán

Afores en Yucatán

Afores en Yucatán

El problema, dicen especialistas, es que no se refleja en el bolsillo de los 60 millones de beneficiarios

Por La Verdad

12/01/2018 02:57

Las Administradoras de Fondos para el Retiro registraron plusvalías por 246,588 mdp, el monto más grande en los 20 años de historia del Sistema de horro para el Retiro (SAR), a pesar de la volatilidad e incertidumbre que hubo en los mercados financieros, pero lamentablemente esto no se refleja en el bolsillo de los beneficiarios, señala el dirigente local de la CROC, Pedro Oxté Conrado.

Fondos ciclo de vida, el nuevo modelo de inversión

La Consar comenzará a sustituir el esquema que opera actualmente y que se basa en cinco fondos de inversión o siefores, divididos por edad.

Las afores empezarán a cambiar su modelo de inversión: dejarán de invertir el ahorro para el retiro de los mexicanos en los fondos de inversión conocidos como siefores, y comenzarán a migrar los recursos a fondos ciclo de vida.

Se trata de uno de los cambios regulatorios más relevantes que llevará a cabo la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), órgano que regula a las 11 afores en operación.

El nuevo modelo implicará menores costos y mejorará, aunque marginalmente, el monto de la pensión que recibirán los trabajadores, dijo Carlos Ramírez, presidente de la Consar.

Se calcula que los trabajadores mexicanos obtendrán, en promedio, una pensión equivalente a 26% de su último sueldo antes del retiro (tasa de remplazo), el nivel más bajo entre los países miembros de la OCDE, con la aportación que hacen actualmente a su afore de 6.5% de sus ingresos mensuales.

Sin embargo, el modelo de fondos ciclo de vida logrará mejorar entre un 5% y 10% esa tasa de reemplazo.

Bajo ese esquema, los inversionistas permanecen en un solo fondo durante toda su vida laboral hasta antes del retiro. La composición del fondo y el monto de recursos que las afores invierten en cada instrumento cambiará conforme avanza la edad del trabajador y se acerque al retiro sin necesidad de cambiar de un fondo a otro.

Hasta ahora, y desde 2007, las afores invierten los recursos de los trabajadores en cinco siefores o fondos con límites de inversión adecuados a la edad de los mismos, bajo el supuesto de que la inversión de una persona próxima al retiro enfrenta mayores riesgos que la de alguien que se retirará en 20 o 40 años.

Por ejemplo, los más jóvenes, menores a los 36 años, están en la siefore básica 4, que puede invertir hasta 45% de sus recursos en renta variable (acciones), mientras que el ahorro de un trabajador de 60 años o más, está en la siefore básica 1, que puede invertir solo 10% en renta variable, entre otros límites,

Bajo el modelo actual, las afores deben migrar los recursos de los trabajadores a la siguiente siefore cuando llegan a cierta edad, lo cual no requerirá hacerse en el fondo ciclo de vida.

Para llevar a cabo la transferencia de recursos de una siefore a otra, con lo que ello implica como por ejemplo reducir el monto de inversión en renta variable o en valores extranjeros, la afore debe generar liquidez. “Es un proceso que cuesta y que operativamente tiene riesgos”, dice Ramírez.

Con el modelo de ciclo de vida al trabajador se le fija una fecha de retiro, por ejemplo, el año 2057, si es que actualmente tiene 25 años, y se le asigna el fondo que madurará ese año. La mezcla de activos del fondo, lo que invierte en bonos, acciones, valores estructurados, irá cambiando conforme el trabajador se acerque a su fecha de retiro.

 Qué implica el cambio

Ese nuevo modelo de inversión requerirá que los equipos de gestión de las afores aprendan a invertir con una visión de más largo plazo, y ya no por etapas. “Buscamos que las afores tengan las estrategias para generar mayor rentabilidad a lo largo de todo un ciclo de inversión, desde que entras al mercado laboral hasta que te retiras”, señaló Ramírez.

La permanencia en un mismo fondo permitirá aprovechar mejor estrategias de largo plazo, agregó.

El cambio del actual modelo de inversión de siefores a ciclo de vida no requiere de entrada un cambio de ley, sin embargo para que tenga mayores beneficios será necesario ampliar los límites de inversión en activos en el extranjero que actualmente es de 20%, lo cual sí requerirá cambios de ley.

“La primera etapa puede hacerse sin cambio de ley, y lo empezaremos a la brevedad”, refirió Ramírez.

En 2018 se dejará sentada la base para que en una segunda etapa se haga un cambio de ley que quizá le toque hacer a la siguiente legislatura del Congreso de la Unión.

Al respecto, Pedro Oxté Conrado señala que las cifras son alegres, pero falta transparencia en el manejo de los recursos públicos, ya que cuando una persona acude a su afore para solicitar reportes le hacen dar mil vueltas para que termine por aburrirse y no regresar.

Lee también

Temas

  • Pedro Oxté Conrado
  • yucatan
  • Merida Yucatan