Secciones
Kaylen Ward, fue la modelo que vendió sus nudes y estimó que recaudó más de $500,000 dólares para organizaciones benéficas que ayudan a proteger la vida salvaje y el territorio afectado en Australia, sin embargo, su lucha por la justicia no fue del agrado de Instagram.
Viral

VIRAL: Instagram eliminó la cuenta de la mujer que vendió sus “nudes” para recaudar fondos por los incendios en Australia

Kaylen Ward fue la modelo que vendió sus nudes y estimó que recaudó más de $500,000 dólares para organizaciones benéficas que ayudan a proteger la vida salvaje y el territorio afectado en Australia, sin embargo, su lucha por la justicia no fue del agrado de Instagram.

por LaVerdad

Kaylen Ward, fue la modelo que vendió sus nudes y estimó que recaudó más de $500,000 dólares para organizaciones benéficas que ayudan a proteger la vida salvaje y el territorio afectado en Australia, sin embargo, su lucha por la justicia no fue del agrado de Instagram.

Kaylen Ward, fue la modelo que vendió sus nudes y estimó que recaudó más de $500,000 dólares para organizaciones benéficas que ayudan a proteger la vida salvaje y el territorio afectado en Australia, sin embargo, su lucha por la justicia no fue del agrado de Instagram.

Si eres un adicto a las redes sociales, lo más probable es que te hayas encontrado con la retaguardia censurada por un emoji de una icónica leyenda, junto con un título que literalmente podría ayudar a salvar el mundo: “Estoy enviando nudes a cada persona que done al menos $10 dólares a estas organizaciones y así recaudar fondos para los incendios forestales en Australia”, decía el tweet.

“Cada $10 que donas = a una foto desnuda de mí a tu DM”. Y con eso nació el ajetreo altruista definitivo.

El trasero censurado pertenece a Kaylen Ward, una modelo de 20 años de Los Ángeles, California, que se gana la vida la vida a través de su cuenta (debe ganar muy bien, porque la mujer luce espectacular) OnlyFans.

Cuando Kaylen se encontró con las horribles fotos del bosque australiano en llamas, decidió usar su poder para poder ayudar a esta causa e hizo exactamente lo que se menciona anteriormente.

Con el tuit en cuestión, acumulando un total de 72,500 retweets y más de 170,000 me gusta, es seguro que los participantes estuvieron dispuestos a acudir a la página de Kaylen en busca de salvación ecológica y de paso llevarse unas “nudes”.

Kaylen estimó que recaudó más de $500,000 dólares para organizaciones benéficas que ayudan a proteger la vida salvaje y el territorio afectado en Australia hasta ahora.

Sin embargo, su lucha por la justicia climática dio un giro agrio, y es gracias al rey de censura menos favoritos de todos: Instagram. Así es, la plataforma para compartir fotos ha tenido problemas con su contenido “sexualmente sugerente” y ha deshabilitado su cuenta. ¡Qué aguafiestas!

Durante mucho tiempo ha habido una discusión sobre la forma en que Instagram maneja el contenido en su plataforma que implica desnudez. Las reglas son draconianas: pues alguien decidió que la mera apariencia de la piel en ciertos lugares es suficiente para que se deshabilite la cuenta de alguien.

Y aquí tenemos el mejor ejemplo de su poder: una trabajadora sexual que usa su cuerpo para salvar el planeta por su propia cuenta. No obstante, nunca sabremos por qué Instagram consideró necesario implementar su regla general en este rubro.

Te puede interesar: VIRAL: La filántropa que recaudó millones de pesos para combatir los incendios de Australia vendiendo sus NUDES

Kaylen sacrificó más que si IG en su campaña por salvar Australia, como deja en evidencia el tweet de arriba. No la merecemos; la leyenda viviente sacrificó todo para salvar a los Koalas, y le debemos todo el respeto que merece.

Síguenos en Instagram y entérate de las noticias trend de la semana

Temas

Comentarios