Viral

Oso escondido en letrina muerde el trasero de una mujer cuando se sentó a defecar

Oso escondido en letrina muerde el trasero de una mujer cuando se sentó a defecar

"Algo me mordió el trasero", fue la expresión que gritó una mujer para después darse cuenta que había un oso dentro de una letrina en Alaska.

Por Yulsi Magaña

19/02/2021 09:39

La Verdad Noticias da a conocer un peculiar ataque de osos ocurrido en Alaska. Resulta que una mujer que se encontraba en una cabaña junto con su hermano a la orilla del lago Chilkat sintió la necesidad de ir al baño durante la noche, por lo que al sentarse en el retrete, sintió que algo le mordió, era nada menos que un oso.

Shannon Stevens se ha vuelto viral en la internet por la noticia que dio, un inusual ataque de oso. Literalmente fue a defecar en medio de la noche cuando al sentarse en la letrina sintió algo extraño, claro era una mordida de un oso que se había escondido en el lugar.

La experiencia que vivió Shannon Stevens en Alaska, la contó así: "Entré allí y me senté en el asiento del inodoro, y algo inmediatamente me mordió en el trasero. Salté y grité".

Fotografía tomada al día siguiente donde se ven las huellas del oso.

Debido al grito, su hermano Erik llegó rápidamente al lugar para averiguar qué era lo que estaba pasando y armado con linterna, Erik levanto la tapa del asiento y vio allí "la cara gigantesca de un oso" que le estaba mirando.

Una vez identificado al oso, los dos hermanos volvieron corriendo a la casita de Erik para curar la herida de Shannon, que estaba sangrando, aunque no resultó ser grave.

Shannon relató que la mordida la sintió como un pinchazo. “Quizás ni siquiera fue un mordisco. Podría haber sido un golpe con su garra", supuso Shannon. "Normalmente cuando estamos fuera en verano o en otoño tengo la costumbre de gritar 'ey, oso' durante todo el camino. Pero ahora era invierno y no pensé que hiciera falta", explicó.

Erik Steven cree que el plantígrado se acercó a la zona por el olor a comida y que consiguió internarse en el agujero debajo de la letrina moviendo una roca.

Ambos se quedaron en la casa el resto de la noche y esperaron hasta la mañana para echar un vistazo alrededor pero cuando fueron al lugar el oso ya no estaba allí, pero pudieron ver en la nieve huellas de su paso por la zona.

Enrique Peña Nieto es acusado de lavado de dinero, ¿lo llevarán ante la justicia? Síguenos en Google News para mantenerte informado.

¡Y no olvides suscribirte a nuestro canal de YouTube!