Secciones
“No llore mijita” La reacción de un viejito que nota una estafa conmociona a internet
Viral

“No llore mijita” La reacción de un viejito que notó una estafa conmociona a internet

Las palabras de un anciano al descubrir que lo habían estafado conmocionaron a los internautas, pues con ella ha dado una gran lección

por La Verdad

“No llore mijita” La reacción de un viejito que nota una estafa conmociona a internet

“No llore mijita” La reacción de un viejito que nota una estafa conmociona a internet

A través de Facebook la historia que compartió una joven ha conmocionado a los internautas, esto debido a la reacción que un anciano tuvo cuando se dio cuenta que había sido estafado.

La joven, Paulina Torreón, se encontraba en un autobús, cuando se dio cuenta que un anciano estaba "refunfuñando y rabeando" con su celular, paulina escribió:

"Tiene puestos unos audífonos que se saca y se pone una y otra vez, y en su celular un video musical se reproduce y él le da al 'play' cada vez con más fuerza, así que asumí que su problema era... tecnológico"

Al ver como el anciano batallaba con su celular la joven decidió sentarse a su lado para ayudarlo. Fue en ese momento que Paulina se enteró que el anciano había comprado unos “audífonos” por 15 dólares para escuchar unos videos, sin embargo se enojó cuando se dio cuenta que en realidad esos no eran unos auriculares.

"Era un cable rancio cualquiera dividido en dos, con dos tapones para oídos incrustados uno en cada extremo y pegados cuidadosamente para parecer audífonos", relató la mujer. "Cuando le expliqué que lo habían estafado, él se lo tomó con humor... pero fue tanta la ira e impotencia que sentí, que se me cayeron dos lágrimas de la más pura rabia"

La joven molesta de ira con los estafadores pero con un gran corazón decidió darle sus audífonos al anciano. Mientras que el hombre en vez de enojarse por que se aprovecharon de su falta de conocimientos en la tecnología debido a la avanzada edad, miró a la joven y le dijo una palabras que conmocionaron a los internautas que leyeron la historia.

"Me miró directo a los ojos, y con el dedo pulgar de su mano secó una lágrima que se había quedado a medio camino en mi mejilla, y mientras la secaba me dijo: ‘No llore mijita... la gente mala está en todos lados, pero la gente buena también’".

Temas

Comentarios