Viral

Enferma de COVID-19, entra en coma y da a luz un hijo, la conoce un mes después

Enferma de COVID-19, entra en coma y da a luz un hijo, la conoce un mes después

Después de ser diagnosticada con COVID-19 una mujer, embarazada, tuvo complicaciones hasta el grado de entrar en coma, tiempo después dio a luz.

Por Yulsi Magaña

01/03/2021 03:30

A causa del COVID-19 muchas historias se han contado, una de ellas es la que La Verdad Noticias contará en esta ocasión. Los hechos ocurrieron en Estados Unidos, lugar donde una mujer que se encontraba embarazada contrajo el virus y lamentablemente tuvo complicaciones que la llevaron a estar en coma.

Cuando Emily Brown se puso mal, su estado de salud no mejoró y entró en coma, durante ese tiempo la mujer tuvo a su bebé, sin embargo cuando ella abrió los ojos se enteró que su hijo ya tenía un mes de haber nacido.

"Al abrir los ojos en una habitación desconocida, traté de orientarme. Me sentía aturdida y confundida y había un tubo conectado a mi garganta. Luego vi una foto de un bebé recién nacido en la pared. Mis manos tocaron mi estómago e instantáneamente supe que la foto era de mi hijo", contó Emily Brown, de 30 años.

Por no tomarse en serio el COVID-19 entra en coma y da a luz a su bebé sin enterarse.

Mujer se entera que tiene COVID-19 en un restaurante

La mujer, que vive en una zona rural de Tennessee, dijo que su familia no se tomó la pandemia en serio y no usaba mascarillas ni respetaba el distanciamiento social en lugares públicos, una actitud que ella también tomo: "No parecía real y asumí que todo pasaría rápidamente".

Pero en el su séptimo mes de embarazo, cuando Emily y su esposo Josh supieron que iban a tener un niño decidieron invitaron a unos amigos a un restaurante para celebrarlo, pero en ese momento ella ya no podía oler ni saborear nada.

La mujer se hizo la prueba para COVID-19 y el resultado fue positivo, en la semana posterior desarrolló síntomas más graves, como fiebre y dificultades para respirar, y finalmente fue trasladada a un hospital.

"Estaba tan enferma que me pusieron un ventilador y me indujeron un coma. Los médicos le dijeron a mi familia que tal vez no sobreviviría y realizaron una cesárea de emergencia para dar a luz a Tucker, a pesar de que era siete semanas prematuro", recordó Emily.

La madre cuenta que cuando ella despertó pensó que solo habían pasado unos días, pero en realidad habían sido tres semanas “Había pasado tanto tiempo que mi cicatriz de la cesárea se había curado y era casi como si no hubiera estado embarazada en absoluto”.

Por su parte, el pequeño Tucker tuvo un peso saludable y, tras pasar varias semanas en la unidad de cuidados intensivos neonatales, fue dado de alta. Actualmente el bebé tiene cinco meses, se encuentra estable y está en casa junto con sus padres.

Clonan al primer hurón de patas negras en Estados Unidos, ¿salvarán a la especie de la extinción? Síguenos en Twitter para mantenerte informado.