Tecnología

Tecnología revela que la selva amazónica estaría calentando la Tierra

Tecnología revela que la selva amazónica estaría calentando la Tierra

Tecnología revela que la selva amazónica estaría calentando la Tierra

Un nuevo análisis hecho en la selva amazónica muestra que está calentando la atmósfera de la Tierra y no enfriándose.

Por Yulsi Magaña

15/03/2021 09:22

La Verdad Noticias da a conocer la última investigación hecha por un grupo de más de 30 científicos, el cual sugiere que la cuenca del Amazonas puede convertirse en un contribuyente neto al calentamiento global, no al enfriamiento.

La profunda influencia de la cuenca del Amazonas en el clima global le había valido anteriormente el título ilustre de 'los pulmones de la Tierra', pero décadas de incendios forestales, sequías posteriores y limpieza de tierras, bajo el término general de 'deforestación', han causado estragos en la región. .

Según un estudio reciente, la cuenca del Amazonas de aproximadamente 7 millones de kilómetros cuadrados libera ahora más gases de efecto invernadero que atrapan el calor de los que almacena en sus plantas y suelos, lo que significa que puede haberse convertido en un contribuyente neto al calentamiento, no el enfriamiento, del planeta.

Los humanos debemos dejar de depender de los “pulmones de la Tierra”.

En otras palabras, la humanidad ya no puede depender de los llamados "pulmones de la Tierra" para limpiar el aire y compensar las emisiones de la quema de combustibles fósiles.

Talar el está interfiriendo con su absorción de carbono; eso es un problema”, dijo el ecologista y autor principal Kristofer Covey del Skidmore College de Nueva York.

"Pero cuando empiezas a mirar estos otros factores junto con el CO2, se vuelve realmente difícil ver cómo el efecto neto no es que la Amazonía en su conjunto esté realmente calentando el clima global".

Fecha límite 2035

En total, la vasta área que abarca territorio perteneciente a nueve naciones sudamericanas podría pasar de un sumidero de carbono a una fuente de carbono atmosférico tan pronto como en 2035, según algunas estimaciones.

La selva del Amazonas emite actualmente más gases de los que absorbe naturalmente, y no solo dióxido de carbono (CO2), sino también óxido nitroso (N2O) y metano (CH4), que se degradan más rápido en la atmósfera pero atrapan hasta 300 veces más calor por molécula mientras flotan en el aire.

Las sequías prolongadas y recurrentes de la zona reducen la capacidad de la cuenca para absorber y atrapar CO2 al tiempo que aumentan la probabilidad y la eventual propagación de incendios forestales a medida que ocurren, lo que agrava aún más el problema en un circuito de retroalimentación negativa.

El equipo de investigación admite libremente que existe un alto grado de incertidumbre en sus resultados debido a la escasez de información de ciertos tramos de la cuenca del Amazonas que cuentan con microclimas propios pero que son casi imposibles de alcanzar y analizar en la misma medida que las secciones cubiertas en el estudio.

¿Variante brasileña de Coronavirus podría afectar a toda Latinoamérica? Síguenos en Facebook para mantenerte informado.