Tecnología

Super Guppy, el raro avión de la NASA que se pilotea con tecnología del pasado

Super Guppy, el raro avión de la NASA que se pilotea con tecnología del pasado

Super Guppy, el raro avión de la NASA que se pilotea con tecnología del pasado

Avión “embarazado” de la NASA causó sensación tras su aterrizaje en Arizona, pero a diferencia de lo que se espera no opera sistemas de control modernos.

Por Yulsi Magaña

07/03/2021 02:03

El pasado 4 de marzo La Verdad Noticias dio a conocer la noticia del aterrizaje de un misterioso avión de la NASA, en el aeropuerto de Arizona, Mesa Gateway, pero su misterioso aspecto causó bastante asombro, y del cual se dijo que es un avión de carga de la agencia espacial, pero sabías que pudo nunca existir.

El Super Guppy de la NASA es un avión construido específicamente para transportar carga grande, puede abrirse literalmente como si se tratase de una enorme boca, pero este avión pido no existir luego que se considerara poco factible. Además su peculiar sobrenombre también es famoso.

La idea del Super Guppy se dio en 1965 después de que la NASA creara Pregnant Guppy de Aero Spaceline Industries en 1961. Y es que un piloto retirado de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, Jack Conroy, presentó la idea a la agencia espacial después de analizar una reventa de Boeing Model 377 Stratocruiser

En ese momento Conroy, dijo que se enteró que transportaban partes de naves espaciales, por lo que propuso expandir el fuselaje del Stratocruiser para hacerlo, sin embargo lo tomaron con bastante incredulidad y no creyeron en Conroy y su diseño.

La capacidad de carga del Super Guppy es única en el mundo.

Además, Conroy quería expandir el Stratocruiser con partes de otros aviones, esta propuesta creo un diseño como si se tratara de un “guppy preñado”, pero Conroy no se inmutó e hipotecó su casa para crear Aero Spacelines International y comenzar su trabajo.

Dos años después, el Pregnant Guppy estaba en el aire en California y Conroy pudo obtener permiso para volar al Centro de Vuelo Espacial Tripulado de la NASA en Houston para una demostración.

Sorpresivamente, aunque los ejecutivos de la agencia espacial (NASA) habían dudado oficialmente, en un principio, el Pregnant Guppy terminó por impresionar al director del centro y el avión de Conroy se convirtió en un activo valioso para la NASA.

El Pregnant Guppy presentaba el compartimiento de carga más grande de cualquier avión jamás construido y se extendía lo suficiente como para transportar el cohete Saturno V para el programa Apollo de la NASA, que llevó a los humanos a la luna hace más de 50 años.

Claro que este debería actualizarse, por lo que Conroy luego creó al Super Guppy con motores más ligeros y rápidos, presurización y una abertura en la nariz en lugar de la cola.

La NASA compró y operó el Super Guppy durante más de 30 años, con el último modelo, el Super Guppy Turbine (SGT), construido para el avión de pasajeros francés Airbus y la Agencia Espacial Europea.

Un dato curioso es que las aeronaves pese a pertenecer a la NASA no tiene ningún sistema electrónico moderno y requiere una tripulación de seis o siete, incluidos pilotos, ingenieros, un jefe de carga y técnicos de mantenimiento.

Dicho esto, el SGT se ha mantenido en uso, es así que el SGT llamó la atención la semana pasada cuando aterrizó en el aeropuerto Mesa Gateway de Arizona el jueves.

Clonan al primer hurón de patas negras en Estados Unidos, ¿salvarán a la especie de la extinción? Síguenos en Twitter para mantenerte informado.