Tecnología

Reprueba Bill Gates herramienta de Apple y Google para atajar el coronavirus

Reprueba Bill Gates herramienta de Apple y Google para atajar el coronavirus

El magnate y multimillonario expresa que dicha herramienta de Apple y Google “puede ayudar a algunos”, pero su sistema cuenta con limitaciones  

Por La Verdad

24/04/2020 07:28

El magnate y multimillonario Bill Gates, quien también es cofundador de Microsoft, critica la herramienta que están desarrollando Google y Apple para ayudar a contener la pandemia de Coronavirus o Covid-19, al señalar que los sistemas basados en el empleo de Bluetooth para informar a usuarios de que han estado expuestos a un contagio, resultan algo limitados.

En su blog personal, Bill Gates destaca que la idea principal es que si alguien da positivo al virus, su teléfono debe enviar un mensaje a otros para que sus propietarios puedan hacerse la prueba. En cambio, citó, si la mayoría de las personas instalaran voluntariamente este tipo de aplicación, probablemente ayudaría a algunos.

Reprueba Bill Gates herramienta de Apple y Google para atajar el coronavirus

Luego de criticar la herramienta que están desarrollando Apple y Google, según Gates el problema es que el portador de coronavirus puede dejar el virus sobre una superficie con la que haya entrado en contacto. No hace falta que esté presente para enfermar a terceros, por lo que el sistema o herramienta que diseñan «perdería este tipo de transmisión».

El de Alemania es más eficaz: Bill Gates

Sin embargo, el multimillonario Bill Gates muestra más esperanzas en los sistemas para detectar contagios que están implementando los gobiernos de países afectados como en el de Alemania, el que su enfoque es entrevistar a todos los que dan positivo y usar una base de datos para asegurarse de que haya un seguimiento con todos sus contactos.

TE PUEDE INTERESAR: Google y Apple rastrearán casos de COVID-19 por Bluetooth

Dijo que con este sistema que usa Alemania y que muchos países estarían implementando, el patrón de infecciones se estudia para ver dónde es más alto el riesgo. Luego la oficina de salud rastrea los contactos, entrevistan a la persona infectada, descubren cómo ponerse en contacto con todas las personas que ha conocido en las últimas y les piden que se hagan una prueba.