Secciones
La NASA pondrá a prueba un poderoso propulsor iónico para impactar un asteroide
Tecnología

La NASA pondrá a prueba un poderoso propulsor iónico para impactar un asteroide

Con esta tecnología de propulsión iónica, la NASA busca un evitar colisiones entre asteroides y la Tierra en el futuro

por LaVerdad

La NASA pondrá a prueba un poderoso propulsor iónico para impactar un asteroide

La NASA pondrá a prueba un poderoso propulsor iónico para impactar un asteroide

La NASA inicia una nueva misión en la que probará por primera vez un método de propulsión iónica con la intención de evitar que asteroides puedan impactar contra nuestro planeta. 

Propulsor Xenón Evolutivo Comercial (NEXT-C)
Propulsor Xenón Evolutivo Comercial (NEXT-C)

Desde hace tiempo, la NASA monitorea la actividad de los asteroides que se desplazan por el espacio y llegan a acercarse a la Tierra; actualmente hay por lo menos 2 asteroides que se acercan peligrosamente y la NASA ha iniciado con la misión de defender el planeta con un método que no se ha probado antes.

Misión de proteccion planetaria

Utilizando el Propulsor Xenón Evolutivo Comercial (NEXT-C) que es parte de la Misión de Prueba de Redirección de Asteroides Doble (DART), será lanzado el 22 de julio de 2021,  DART será la primera misión espacial dela NASA como prueba para la desviación de asteroides por medio de impacto cinético,la cual es un método que teóricamente evitaría que un asteroide pudiera colisionar contra la Tierra, logrando esto al cambiar el rumbo del asteroide.

Los asteroides detectados por la NASA son dos y son los binarios Didymos, el primero de 780 metros y el segundo de 160 metros, ambos con dirección a la Tierra. La idea principal es dirigir el propulsor, al conjunto de asteroides binarios, siendo en septiembre del 2021 cuando se tiene previsto que se produzca el impacto contra el más pequeño.

La misión busca redireccionar el asteroide
La misión busca redireccionar el asteroide

TE PUEDE INTERESAR: NASA suspende su plan de volver a la Luna por coronavirus

La intención es que el impacto tenga el poder de modificar la velocidad orbital de Didymos B en medio milímetro por segundo, modificando su periodo de rotación, y generando un cráter de aproximadamente 20 metros de diámetro. Justo en ése momento es que comenzaría la misión Hera, adscrita a ESA que será lanzada en 2024 y para llegar en 2027 al asteroide y estudiar el daño causado por la misión de protección planetaria y de esta forma la NASA podría conseguir más información sobre su éxito.

Temas

Comentarios