Tecnología

El equipo técnico de Tsclima explica cómo mantener un sistema de aerotermia

El equipo técnico de Tsclima explica cómo mantener un sistema de aerotermia

El equipo técnico de Tsclima explica cómo mantener un sistema de aerotermia

La aerotermia es para muchos una opción más de climatización, pero en realidad ha sido toda una revolución que ha permitido ampliar los horizontes del sector energético.  

Por La Verdad

25/10/2021 12:56

El desarrollo de un dispositivo capaz de ajustar la temperatura en función de las necesidades de la vivienda en cada momento del año la ha convertido en una opción perfecta para encontrar siempre el hogar a la temperatura perfecta, independientemente de las condiciones del entorno.

Características de los sistemas de aerotermia

La principal baza que ha puesto a los sistemas de aerotermia bajo el foco ha sido el hecho de que las nulas emisiones de CO2 que emiten, convirtiéndolos de manera inmediata en una alternativa real para luchar contra el cambio climático. “El hecho de que un sistema de aerotermia no expulse dióxido de carbono a la atmósfera hace que estemos ante una herramienta crucial para transformar el sector energético en su ramificación doméstica”, comentan los expertos en las alternativas energéticas que estudian el desarrollo de nuevos proyectos de climatización. “La aerotermia es una energía renovable que no contamina y que será crucial para poner fin a la escalada de deterioro que está experimentando nuestro entorno natural”, afirman.

Los sistemas de aerotermia permiten utilizar instalaciones mucho más completas, algo que tampoco ha pasado desapercibido ante los consumidores. “Otro de los motivos que justifican el rápido asentamiento de esta tecnología es que, al permitir usar unas instalaciones más completas, se puede obtener un reparto mucho más homogéneo de la temperatura, igualando las sensaciones en toda la vivienda o empresa”, añaden.

La enorme capacidad de adaptación de estos sistemas ha hecho que también sean una opción preferente a la hora de apostar por estos sistemas de climatización incluso en entornos especialmente fríos. “Al contrario de lo que mucha gente cree, la aerotermia es un sistema que funciona igualmente bien en climas fríos, trasladando todas sus bondades a entornos que tradicionalmente no han gozado de las mismas temperaturas”, añaden. Y es que, por norma general, se garantiza el funcionamiento de estos sistemas en entornos que incluso presenten temperaturas de hasta 20 grados negativos, por lo que son sistemas de enorme versatilidad preparados para funcionar incluso en condiciones de temperatura negativa.

La aerotermia: la alternativa real que permite ahorrar en la factura

Además de por su eficacia, si hay un motivo que justifica el rotundo éxito que han supuesto los sistemas de aerotermia, ese es su enorme eficiencia. “La aerotermia a día de hoy es sinónimo de ahorro, adaptación, de una enorme versatilidad, tres aspectos vitales que han hecho que los consumidores opten por implementarlos dada la enorme mejoría que implica su instalación en comparación con los sistemas de calefacción tradicionales”, explica el equipo de Tsclima, una de las firmas especializadas en la instalación de equipos de aerotermia más conocida en Valencia.

La popularidad de estos sistemas ha crecido tanto que el equipo de Tsclima ha dedicado una sección completa a explicar las bondades que ofrecen estos sistemas en comparación con otros más antiguos, la cual puede ser consultada en tsclima.com/aerotermia-valencia, portal que además de contar con la mejor recopilación de información al respecto dispone de una plataforma digital de contacto con la que cualquier usuario puede formular sus preguntas al equipo de Tsclima. “Cualquier duda o comentario es leído por nuestro equipo, dando respuesta a la mayor premura a través de los canales digitales habilitados”, explican desde la firma valenciana.

Elementos clave que deben ser revisados durante el mantenimiento

Como todo equipo de climatización, es necesario llevar a cabo unas labores de revisión cada cierto tiempo con el fin de garantizar que todos los componentes se encuentren en perfectas condiciones.

“Existen cinco elementos que son clave a la hora de acometer las labores de mantenimiento de un equipo de aerotermia: la presión del circuito del agua, la batería de la unidad exterior, los purgadores de aire, el filtro del agua y el filtro de aire”, explica el equipo de Tsclima. “Nuestra experiencia nos dice que son estos cinco elementos los que concentran la mayor parte de problemas, y por eso siempre comenzamos inspeccionando estos y no otros componentes”, añaden.

La presión del circuito es lo primero que se comprueba, ya que si no es la adecuada nada de lo demás funcionará como es debido. “Antes que nada, hay que asegurarse de que la presión del circuito de agua es la idónea, tal y como ocurre con las calderas y los radiadores, puesto que estos problemas pueden generar daños graves en la instalación cuanto más tiempo pase sin detectar”, comenta el equipo de Tsclima. “Si fuese necesario, se rellenaría el conducto con agua, ya que los cambios de frío y calor tan pronunciados tienden a alterar la presión de los circuitos, con las consecuencias que eso conlleva”, explican desde la firma valenciana.

En un punto concreto es donde Tsclima recomienda poner toda la atención: “el vaso de expansión es vital comprobarlo, ya que debe tener suficiente presión de aire y funcionar adecuadamente”, apunta. “Si la presión fluctuase demasiado sería indicativo de un problema”.

En lo que respecta a las baterías de las unidades exteriores, su revisión es bastante similar a las que incluyen los aires acondicionados. “Si la batería de la unidad externa acumula polvo o suciedad, puede ser necesaria una sustitución, ya que estos agentes impiden su correcto funcionamiento hasta el punto de que esas partículas pueden incluso incrustarse en las aletas de aluminio, lo que haría que su retirada fuese ya prácticamente imposible”, apuntan desde Tsclima. “Por eso es tan importante empezar pronto con el mantenimiento del sistema de aerotermia, porque de lo contrario puede ser muy complicado ponerle remedio a la acumulación de suciedad y patógenos”, añaden.

Los purgadores de aire son otro de los elementos que los revisores siempre ojean. “Es especialmente importante cerciorarse de que no existe aire en el circuito de agua, ya que su presencia acarrearía toda una serie de problemas que no siempre tiene solución”, explican desde Tsclima. “Su efecto es muy similar al que tiene el aire sobre el sistema circulatorio del cuerpo humano, ya que obstruye el flujo adecuado de líquido a través de los conductos. Esos daños trasladados a una máquina también son fatales, por lo que es conveniente hacer uso de purgadores en las zonas altas del circuito”, explican.

Los purgadores pueden ser automáticos o manuales. En cualquier caso, es necesario comprobar que funcionan correctamente para evitar que los daños sean mayores en caso de que exista aire en los conductos de agua. “Nunca hay que olvidar que, tras el purgado, es necesario comprobar nuevamente el estado del circuito”, puntualizan.

Ahora solo quedarían los filtros. “Tanto los filtros de agua como los de aire hay que revisarlos, ya que ninguno de estos dos elementos debe interferir durante el funcionamiento del sistema”, explica el equipo de Tsclima. “Todo equipo de aerotermia suele tener un filtro de agua a la entrada del circuito que impide que entren partículas al intercambiador del interior y este acabe obstruido, pero para que el filtro actúe correctamente es fundamental revisarlos con cierta periodicidad y limpiar la malla con frecuencia, ya que de lo contrario se podría ver afectada la presión del circuito por obstrucción de partículas”, añaden.

“En lo que respecta al filtro de aire, este está presente si la instalación cuenta con fan-coils (baterías de unidades exteriores, de las que hemos hablado hace un momento) y su revisión es obligatoria para garantizar que la suciedad no se ha quedado incrustada”, explica el equipo de mantenimiento de Tsclima. “Se trata de una cuestión de higiene, pero también de integridad, ya que, si la batería pierde potencia a causa de un mantenimiento deficiente, el rendimiento del equipo también se verá afectado negativamente”, sentencian.