Tecnología

El Planeta Nueve sigue intrigando con la posibilidad de ser un agujero negro

El Planeta Nueve sigue intrigando con la posibilidad de ser un agujero negro

El Planeta Nueve sigue intrigando con la posibilidad de ser un agujero negro

Aún se especula si el Planeta 9 es un agujero negro que pudo formarse en el Big Bang y ahora se busca despejar la duda.

Por La Verdad

25/05/2020 11:48

El hipotético Planeta Nueve que se ubicaría en la zona exterior de nuestro sistema solar podría resultar ser un un agujero negro primordial, el cual pudo formarse en los primeros momentos del Big Bang, no tendría un tamaño mayor al de una manzana, lo que por sus características de tamaño y oscuridad sería imposible encontrarlo con los telescopios actuales.

Comparativa de tamaño del supuesto Planeta Nueve

Por otro lado, se cree que el Planeta Nueve es una ‘Supertierra’ con una masa aproximadamente cinco veces mayor a la de nuestro planeta, sin embargo no ha sido posible encontrar el famoso planeta hipotético.

Muchos astrónomos aseguran que no se ha podido encontrar porque es inexistente y ya que no existe evidencia que apunte a lo contrario, es difícil refutar esta afirmación, pero algunos otros estudiosos del tema llegaron a la conclusión de su existencia por el análisis estadístico de las órbitas de pequeños cuerpos en el sistema solar exterior y según explican, la atracción gravitacional del Planeta Nueve obliga a que se agrupe la orientación de sus órbitas.

Planeta o agujero negro, no se sabe aún

Resulta difícil de creer en la existencia del famoso Planeta Nueve si según las dimensiones que se le otorgan es mayor a nuestro planeta y no ha sido posible encontrarlo, pero también existe la posibilidad de que el planeta esté más distante de lo que se calcula o que tenga un albedo menor y las observaciones actuales comienzan a descartar algunas de estas sugerencias.

También se ha planteado la posibilidad de que el Planeta Nueve no se ha podido encontrar  porque realmente no es un planeta y sería mejor clasificarlo como un agujero negro primordial; si este fuera el caso, su tamaño resultaría el más grande inconveniente para poder localizarlo desde nuestro planeta, pero se abre la posibilidad de enviar una flota de pequeñas sondas espaciales hacia donde se cree se podría encontrar.

Aquí es donde inicia el reto; Edward Witten, físico y matemático por el Instituto de Estudios Avanzados de Princeton, estima que con naves espaciales con una masa de  100 gramos podrían ser programados para que transmitan señales programadas de forma regular y en caso de que alguna de estas sondas estuviera en el rango del agujero negro, sus señales se dilatarían por la fuerza de gravedad.

El Planeta Nueve puede ser un agujero negro

TE PUEDE INTERESAR: Se registra lo que parece ser el nacimiento de un planeta, informan astrónomos

El problema es que para cronometrar la señales se requeriría la precisión de un reloj atómico, y por desgracia no existen estos relojes con dimensiones tan pequeñas como para integrarse en una sonda de 100 gramos.