Tecnología

Científicos hallan esqueleto que podría ser el eslabón perdido de la humanidad

Científicos hallan esqueleto que podría ser el eslabón perdido de la humanidad

Los restos de un primate Ardipithecus ramidus que vivió hace 4.4 millones, los cuales podrían explicar cómo fue la evolución humana.

Por La Verdad

26/02/2021 05:51

Todo parece indicar que el eslabón perdido finalmente ha sido revelado, luego de que fue hallado un esqueleto de un antiguo primate que vivió hace millones de años, el cual ayudó a explicar cómo los primeros humanos podrían haber evolucionado a una postura erguida.

De acuerdo con información del portal Sputnik, los huesos del brazo del primate Ardipithecus ramidus, que vivió hace 4.4 millones, fueron comparados con las extremidades de otros primates fósiles, simios y humanos. 

Lo anterior permitió a los investigadores determinar el tipo de comportamiento locomotor, es decir, el modo que usaban para trasladarse de un lugar a otro y la probable evolución humana hasta nuestros días.

El primate utilizaba los brazos para moverse

Según el estudio realizado por un equipo de científicos de la Universidad de Texas A&M, el brazo del primate tenía una morfología característica semejante a la de los chimpancés y los bonobos, lo que significa que se desplazaba entre las ramas con la ayuda de sus dos brazos.

Al comparar las especies primates Ardipithecus, de 4,4 millones de años, y Australopithecus, de 3,2 millones de años, también se notó que la evolución se produjo cuando los homínidos comenzaron a adaptarse a una postura erguida como la de los humanos.

"Nuestros resultados sugieren que los primeros homininos evolucionaron a partir de un antepasado con un repertorio posicional variado que incluía suspensión y escalada vertical, lo que afecta directamente el rango viable de hipótesis sobre nuestro origen".

Además, el estudio añade que este cambio evolutivo en la morfología de la mano entre Ardipithecus y Australopithecusque abre más preguntas sobre la coevolución de las capacidades del uso de las manos de los homínidos y el bipedalismo propuesto por Darwin.

Los brazos bien conservados del primate Ardipithecus ramidus, encontrados en Etiopía, han llevado a los investigadores a creer que los homínidos tenían un antepasado con una forma más generalizada de primates sin rasgos pronunciados.

Clonan al primer hurón de patas negras en Estados Unidos, ¿salvarán a la especie de la extinción? Síguenos en Google News para mantenerte informado