Quintana Roo

Zona arqueológica de Xcabal no abrirá antes de tres años

Zona arqueológica de Xcabal no abrirá antes de tres años.

Zona arqueológica de Xcabal no abrirá antes de tres años.

Carece INAH de recursos para continuar trabajos de investigación; cierre frenará detonación turística de la zona sur de Quintana Roo

Por Efrén Martín

20/10/2021 11:22

Aunque se considera será el detonador turístico del sur del Estado, el director del INAH en la entidad, Margarito Molina Rendón, anticipó que las ruinas de Xcabal no serán abiertas al público, al menos, durante los próximos tres años.

Para el titular del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Quintana Roo, resulta “poco viable” que en el corto plazo se logre la apertura de la zona arqueológica, ubicada en el municipio Bacalar.

Como se sabe, Xcabal es considerado el vestigio arqueológico más importante en la Península de Yucatán, toda vez que algunas de las estructuras ahí encontradas son de mayores dimensiones a las de Chichen Itzá, en Yucatán.

Por ello, los prestadores de servicios turísticos en Bacalar han pugnado por su apertura, toda vez que consideran será el gran detonador de la economía para el sur de Quintana Roo.

Carecen de presupuesto para investigaciones

Zona arqueológica de Xcabal no abrirá antes de tres años.

Sin embargo, Margarito Molina señaló que la falta de recursos para la investigación, para la dotación de servicios y la ausencia de certeza jurídica mantiene detenido el avance para la pronta apertura de la zona arqueológica.

El titular del INAH en el Estado precisó que requieren de, por lo menos 30 millones de pesos que permitan la liberación de monumentos y otros estudios necesarios, para darle continuidad a los trabajos y poder abrir el sitio al público.

Si ustedes van a Xcabal verán que nos falta mucho trabajo de investigación arqueológica de liberación de monumentos y eso por lo menos requiere de un trabajo constante de por lo menos tres años.

Puntualizó que se mantendrán las gestiones para la obtención de recursos que permitan mantener los trabajos de investigación, aunque rechazó que puedan abrir la zona arqueológica al público antes de tres años.