Quintana Roo

Ya inició tercera ola de la COVID-19 en Quintana Roo

Los ciudadanos no están cumpliendo con cuestiones como el uso de cubrebocas y ante el aumento de casos, ya se pude hablar de la tercera ola de la COVID-19.

Preocupa a Colegio de Médicos falta de supervisión sanitaria; ciudadanos y turistas se niegan a cumplir con medidas de prevención

Por Efrén Martín

15/04/2021 11:32

El presidente del Colegio de Médicos de Quintana Roo, José Danel Beltrán, afirmó que, como consecuencia de diversos factores, en el Estado ya se puede hablar de que ha iniciado la tercera ola de la pandemia de la COVID-19.

Detalló que tales factores son la falta de vigilancia de las autoridades de salud en el cumplimiento de los protocolos sanitarios, así como el relajamiento de ciudadanos y visitantes para respetar las medidas de prevención.

A manera de ejemplo, señaló que en los municipios del norte del Estado es común observar, entre habitantes como en turistas, que no se cumplen cuestiones tan sencillas como el uso de cubrebocas.

En Tulum pude ver que de 10 personas, tanto turistas como locales, siete no traen cubrebocas y, de los tres que sí lo portan, solamente una lo tiene bien colocado.

José Danel resaltó que situación similar se observa en Playa del Carmen y Cancún, razón por la cual resultará muy complicado frenar el avance de la pandemia.

Mantienen exigencia de vacunas

Por cierto, manifestó que los médicos de Quintana Roo continuarán en su lucha por lograr que sean vacunados los trabajadores de la salud, tanto del sector público como privado, ya que continúan atendiendo casos de la enfermedad.

Las autoridades de salud no están verificando que se cumplan las medidas sanitarias.

El dirigente de los médicos señaló que, desgraciadamente, el esquema de vacunación que se tiene en México ha dejado al personal de salud hasta en un a tercera posición cuando en otros países, este sector fue el primero.

En el caso de Quintana Roo comentó que existen notables atrasos en la vacunación a los profesionales de la salud, ya que cientos no reciben aún la segunda dosis, mientras que los del sector privado no han recibido ni la primera.