Secciones
Urgen ecologistas alinear a promotora residencial
Quintana Roo

Urgen ecologistas alinear a promotora residencial

Denuncian que el empresario yucateco Armando Palma Peniche debe ser investigado por la depredación ambiental que sus empresas inmobiliarias han cometido en Cancún, Solidaridad y Mérida

por Ariel Velázquez

Urgen ecologistas alinear a promotora residencial

Urgen ecologistas alinear a promotora residencial

La secretaría de Medio ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), Josefa González Blanco Ortiz Mena y la titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente ( PROFEPA), Blanca Alicia Mendoza Vera, deben de investigar a fondo la grave depredación ambiental que está realizando el empresario inmobiliario  Armando Palma Peniche, quien gracias a la protección de autoridades pasadas tanto del PAN como del PRI, amasó una enorme fortuna acabando con miles de hectáreas de selva y ahora también está contaminando el mar y cenotes.

Como se sabe, la ahora diputada federal Dulce María Sauri y ex gobernadora de Yucatán, durante su administración de dos años (1991-1993), le dio manga ancha a este nefasto personaje, ya que le otorgó una “donación”, de más de 15 mil hectáreas de la Reserva Territorial de Yucatán, con lo que empezó a amasar su gran riqueza.

Todos en Mérida, tienen conocimiento que, en dichos predios, se construyó el fraccionamiento Francisco de Montejo, por medio de la empresa Adeqroo, de la que es fuerte accionista.

Tal vez te interese: Proponen decretar área natural protegida al malecón tajamar

El año pasado esa misma empresa adquirió un terreno en Playa Langosta de 48 mil 65 metros cuadrados, en Cancún, en la ridícula suma de 9 millones 766 mil 279 pesos, cuando el valor catastral del inmueble era de 48 millones de pesos al momento de la operación, avalada inexplicablemente por el Instituto de Patrimonio del Estado (IPAE) en 2011.

La “Gaviota” Palma como se le conoce en el argot político Inmobiliario junto con Abelardo Rubén Alcocer Hernández, ambos socios mayoritarios de GRUPO PROMOTORA RESIDENCIAL y otras inmobiliarias, durante sexenios han sido ampliamente beneficiadas por grupos políticos con predios desincorporados del patrimonio federal y estatal en los estados de Yucatán y Quintana Roo.

Concretamente en Cancún, actualmente se está realizando la tercera etapa de Residencial Santa Fe, donde a diario es depredada la selva, pese a que muchas de esas plantas y animales que literalmente son expulsados y a veces hasta aplastados por los pesados trascabos, están en peligro de extinción.

Es así que durante las administraciones de Roberto Borge y de otros ex gobernadores en Yucatán, hizo lo que quiso, por lo que grupos ambientalistas denunciaron que, con la entrada de la nueva administración del gobierno federal, se le debe primero poner un alto, clausurando dichas obras y después fincarle responsabilidades tanto administrativas como penales.

Por lo pronto continúa desafiando las clausuras de la Semarnat y de la Cofepris, en la construcción de su lujoso hotel en Playa Langosta, devastando, según dichos ambientalistas, amplia zona de playas y manglares, algo similar a lo que ocurrió en Malecón Tajamar, donde las autoridades por la presión social tuvieron que actuar. Ahora es tiempo de que lo hagan, exigieron los ecologistas.

PESQUISAS DE PGR

Conforme a los grupos ecologistas, quienes solicitaron el anonimato para no entorpecer investigaciones, mismas que durante el Peñismo se tenían “congeladas” en la PGR, Adeqroo, en 2015, traspasó el terreno a Banco Invex Institución de Banca Múltiple y declaró como fiduciario a Grupo Inmobiliario Arca, siendo así tres empresas impulsoras del proyecto.

Palma Peniche y sus socios obtuvieron los permisos de construcción en diversas instancias tanto municipales como ecológicas, gracias a que presentaron al parecer una Manifestación de Impacto Ambiental por parte de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), alterada, según trascendió.

 Como se sabe, a mediados del año pasado, se detectó un derrame de aguas negras, pero la constructora y argumentó que eran “aguas de subsuelo”, cuando a todas luces estaba contaminando la playa y el mar.

Por si fuera poco, pese a que, en la Manifestación de Impacto Ambiental, según sostuvieron los ecologistas, mismos que sostuvieron temen por sus vidas y las de sus familias, se prohibió a la empresa desarrolladora talar especies de manglar, así como dañar los humedales costeros, lo cual no se respetó, sin embargo, continúa actuando impunemente.

Recalcaron que existen también denuncias interpuestas ante la Procuraduría Federal de Protección Ambiental (PROFEPA) y la Procuraduría General de la República (PGR) por la organización “Somos tus Ojos”

El proyecto contempla la construcción de 466 cuartos de hotel en un edificio de 20 pisos, sobre 5 mil 700 metros cuadrados, con una inversión de 100 millones de dólares.

No es la primera obra millonaria de Palma Peniche en Cancún, pues con Grupo Promotora Residencial es constructor del fraccionamiento de lujo Gran Santa Fe, con casas con valor mínimo de 1.5 millones de pesos.

EN SOLIDARIDAD TAMBIÉN HACE DE LAS SUYAS

Otra nueva “adquisición” de un predio de manera “turbia” del empresario yucateco en Quintana Roo se realizó en 2017, cuando obtuvo una orden judicial para el desalojo de más de 100 familias que llevaban viviendo, en algunos casos, más de 22 años en una zona irregular de Playa del Carmen que ahora tiene fuerte plusvalía.

La invasión se conoce como “Mamá Lucha”, que es el símbolo de un supermercado que se ubica en la avenida Colosio con carretera federal.

Los afectados aseguraron que contaban con papeles de la SEDATU y que después de la primera demanda se apersonaron a declarar, pero que representantes de Palma Peniche nunca acreditaron pruebas de la propiedad.

Puntualizaron que los han amenazado con detenerlos, por lo que han tenido que ampararse.

Juan “N”, veterano paracaidista del lugar, denunció que apoderados del empresario han pedido a cada familia cinco millones 800 mil pesos, que es el valor que le ha adjudicado el supuesto dueño a cada lote, de ahí el peligro de que sean desalojados para ahí también construir un lujoso complejo inmobiliario.

Temas

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR