Secciones
Quintana Roo

Sufre población maya por carencia de agua

por La Verdad

CARLOS MATUS / Diario La Verdad  CANCÚN, Q.Roo.- Al menos 180 mil mayas de José María Morelos, Felipe Carrillo Puerto y Lázaro Cárdenas se encuentran en problemas por la alta de agua. El Atlas de Vulnerabilidad Hídrica ante el Cambio Climático, realizado por el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA) reveló que en Quintana Roo hay tres municipios con alta vulnerabilidad a los cambios hídricos por las limitaciones de acceso al agua, lo que pone en riesgo su salud y formas ancestrales de vida. Estos municipios se encuentran en la zona maya y de mayor pobreza a nivel estatal, de acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), a lo que se suma que es en esta área donde la Secretaría de la Gestión Pública investiga el presunto desvío de más de 200 millones de pesos de la Comisión de Alcantarillado y Agua Potable (CAPA) en obra de infraestructura que supuestamente nunca se realizó durante la administración estatal anterior.

‘NO PODEMOS COSTEAR UN POZO’

Fernando Uc Chan, habitante de la población de Kantemó, en José María Morelos, contó que debajo de sus pies corre una gran cantidad de agua, pero no puede tomarla. La falta de tres mil 500 pesos para la realización de un pozo profundo en su traspatio deja sin agua al hogar de Uc Chan, integrado por su esposa María Clara, y sus tres hijos: Martín, Alejandro y Norma. En el pasado no se presentaba escasez de agua, recuerda Fernando, pues aunque tenían pocos pozos profundos, no había mucha población, por lo que era más fácil poder abastecerse. Al paso de los años, mientras la población de la zona creció, no sucedió lo mismo con el sistema de agua potable y ahora que quieren regresar a sus antiguos estilos de vida, se han topado con el problema de que no cuentan con el dinero para cavar un pozo profundo y adquirir una bomba. A esto se suma que la falta de agua condiciona la actividad agrícola, vital para lograr la temporada de cosecha sin las lluvias suficientes.
“En otros estados del país donde hay menos agua no sufren en los cultivos, pues hay una red que garantiza que la poca agua que tienen llegue a los campos y los hogares, y aquí, donde tenemos mucha agua, durante muchos años nos han abandonado y no tenemos para poder realizar las siembras; si no llueve, estamos condenados a perder las cosechas”, sentenció Uc Chan.
Tan solo el año pasado autoridades federales pagaron más de 20 millones de pesos en seguro agrícola por pérdidas de cosechas, agravadas por las sequías generadas por el cambio climático y que desde hace ya varios años se resiente en la Península de Yucatán.

Comentarios

Te puede interesar