Secciones
Sin oportunidades de trabajo personas con discapacidad
Quintana Roo

Sin oportunidades de trabajo personas con discapacidad

Apenas 19 empresas en todo el Estado cuentan con el distintivo Socialmente Incluyente; al no poder trabajar y generar ingresos, se ven obligados a sumarse a la mendicidad

por Efrén Martín

1/3
Sin oportunidades de trabajo personas con discapacidad

Sin oportunidades de trabajo personas con discapacidad

Sin oportunidades de trabajo personas con discapacidad

Sin oportunidades de trabajo personas con discapacidad

Sin oportunidades de trabajo personas con discapacidad

Sin oportunidades de trabajo personas con discapacidad

La regidora Rufina Cruz Martínez alertó de las carencias económicas que enfrentan las personas con discapacidad y en edad productiva en la zona sur del Estado, ya que no son contratadas como trabajadores en el ámbito público ni en el privado.

Consideró como necesaria la implementación de estrategias para otorgarles oportunidades laborales porque, de lo contrario, podrían optar por la mendicidad como fuente de ingresos.

“Hay gente (con discapacidad) que no tiene familia, esas personas realmente necesitan un apoyo, (es necesario) hacer conciencia de que ellos pudieran estar en un lugar mejor para recibir apoyo”, dijo.

Vale la pena mencionar que en el ámbito local se desconoce cuántas personas en edad productiva y con una discapacidad se encuentran fuera del mercado laboral.

Según datos de la Secretaría Estatal del Trabajo y Previsión Social, en Quintana Roo existen 19 empresas con el distintivo “Socialmente Incluyente”, que ofrecen empleo a personas que tienen algún problema de movilidad o discapacidad.

Sin embargo, por diversas causas, la gran mayoría de las plazas disponibles para personas con discapacidad no son cubiertas.

Hay que destacar, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) 

En México de cada 100 personas con discapacidad mayores de 15 años sólo 40 participan en actividades económicas, una cifra significativamente menor que la registrada para las personas que no presentan limitaciones o discapacidades (70 de cada 100). 

Esta situación expresa la segregación de este grupo poblacional en un primer paso, el acceso al empleo.

Los hombres de entre 30 y 59 años con algún tipo de discapacidad son los que más acceso al trabajo tienen, ya que 73.5% participan con alguna actividad económica. 

El grupo más afectado son las mujeres mayores de 60 años cuya participación llega apenas a 14.9%, de acuerdo con las cifras del INEGI.

La discapacidad visual es la que registra el menor nivel de rechazo laboral en México, del total de personas con deficiencias para ver (incluyendo a las que utilizan lentes) 39.9% se encuentra en alguna actividad económica.

Quienes tienen incapacidad para mover o usar sus propias manos y brazos registran una tasa de participación económica de 30.2% y del total de personas con discapacidades para comer, vestirse o bañarse sólo el 16.1% se encuentra ocupado.

Rufina Cruz Martínez manifestó que en el caso de la zona sur de Quintana Roo la falta de oportunidades laborales para las personas con discapacidad debería obligar a implementar cursos de capacitación que les permitan incorporarse a actividad productivas y generar ingresos económicos.

Destacó que, a través de la llamada Mesa de los Grupos de Desarrollo Vulnerable y de Personas Adultas, ya realizan encuestas para establecer el número de discapacitados en edad productiva en Chetumal y poblados de Othón P. Blanco.

Temas

  • Discapacidad
  • Trabajo
  • INEGI
  • Encuestas

Comentarios