Secciones
Quintana Roo

Sed de riqueza: nos endeudó de por vida

por La Verdad

Ariel Velázquez /Diario La Verdad Cancún, Quintana Roo La ex directora de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), Paula Guadalupe González Cetina, se encuentra prófuga. Las autoridades de la Fiscalía del estado están sobre su pista, luego de que hace una semana detuvieron a su presunta cómplice Ana Alicia Rivera Galera, quien se desempeñó como directora de recursos financieros de esa dependencia. A ambas, se les acusa de dar el último “clic” en diciembre de 2014, de la trasferencia a los más de mil 79 millones de pesos que pagó Aguakan por la concesión del suministro del vital líquido hasta el año 2053, así como del servicio de drenaje. Y es que Paula Guadalupe sabía que de presentarse a su primera audiencia judicial, programada en el juzgado de juicio oral en la cual se formularían cargos por el mal uso de recursos públicos, se le detendría por el juez de control, ya que existen elementos para procesarla por el delito de desempeño irregular en la función pública, más lo que resulte, de acuerdo a la carpeta de investigación 308/2017 de la Fiscalía estatal. En ambos casos, se precisó, se les vincula por el préstamo por más de mil 79 millones de pesos que recibió CAPA de Desarrolladora Hidráulicos de Cancún, a finales de 2014. El juez de control, Fernando León Chávez, encargado de llevar la primera audiencia de formulación de imputación contra González Cetina, declaró que no habían las condiciones para realizar dicho procedimiento ante la ausencia de la imputada. “Se declara la imposibilidad material de llevar a cabo la audiencia debido a que es indispensable la presencia de esa persona para poder llevarse a cabo esta audiencia, en este tenor, al no estar presente, no se reunieron las condiciones a efectos de proceder al desahogo”, aseguró León Chávez. Cabe resaltar que en la sala de juicios orales estuvo el actual director de la CAPA, Gerardo Mora Vallejo, quien dijo que se busca recuperar los más de mil 79 millones de pesos de la concesión y 560 millones de pesos de un préstamo que desaparecieron del organismo en 2015. El ex gobernador Roberto Borge Angulo, como “modus operandi” ya había preparado todo para perder la pista del dinero en diversas dependencias, desapareciendo algunas, cambiando titulares en la mayoría y, sobre todo, fingiendo que todo marchaba bien. Esta táctica de constantes cambios y enroques en su gabinete, la utilizó para este caso, pues en diciembre de 2013, nombró al entonces director de CAPA, José Alberto Alonso Ovando como secretario de Educación y Cultura (SEyC), y a Paula González Cetina como nueva directora general del organismo regulador de agua y alcantarillado, cargo en donde duró casi 2 años, aunque previamente ya fungía como directora administrativa y financiera en esa paraestatal con Alonso Ovando, es decir la dejó como heredera en ese puesto con anuencia de Borge. González Cetina, antes se desempeñó diversos cargos en la extinta Seplader donde estuvo también Alonso Ovando, al frente, institución que Borge desapareció en 2013. En noviembre de 2015, un año después de la concesión a Aguakan, Borge volvió a hacer cambios en CAPA y nombró a Gustavo Guerrero Ortiz, en sustitución de Paula González Cetina, quien a su vez fue designada subsecretaria de Planeación de la Secretaría de Educación y Cultura, en relevo de Yatie Abigaíl García, nueva coordinadora general de Comisarios de la Secretaría de la Gestión Pública. Es así que como se sabe, Paula González Cetina fue la encargada de ejecutar una de las maniobras más oscuras de esa administración al ampliar la concesión del servicio de Aguakan en Cancún e Isla Mujeres hasta el año 2053, así como concesionar este mismo servicio a la misma empresa en el municipio de Solidaridad por el mismo periodo.

Comentarios

Te puede interesar