Quintana Roo

Se “dispara” venta clandestina de bebidas embriagantes en Chetumal

Se “dispara” venta clandestina de bebidas embriagantes en Chetumal.

Acusan que autoridades no supervisan comercialización ilegal de alcohol; distribución fuera de horarios permitidos y sin pagar contribuciones

Por Efrén Martín

20/06/2021 06:51

El líder de la Unión de Propietarios de Restaurantes, Bares y Similares, Joaquín Noh Mayo, denunció que existen al menos 100 puntos de venta clandestina de bebidas alcohólicas en Chetumal.

Al mismo tiempo, cuestionó la poca disposición de las autoridades estatales y municipales para frenar esta práctica, a pesar de que se violentan horarios de venta y no cumplen con el pago de ningún tipo de impuestos.

El líder de propietarios de centros nocturno y restaurantes criticó que, mientras a los negocios establecidos se les exige el pago de derechos, impuestos, nóminas y cumplir horarios, el clandestinaje “gana terreno”.

Total impunidad

Existe un promedio de cien personas que están operando de manera clandestina, vendiendo fuera del horario en el que nosotros los establecidos no podemos vender.

Joaquín Noh dejó en claro que en varias ocasiones ha presentado quejas para que el tema sea atendido por las autoridades estatales y municipales pero, hasta el momento no ha encontrado el eco esperado.

Los clandestinos están operando con impunidad, no se les hace absolutamente nada, se trata de una competencia totalmente desleal para restaurantes, bares y minisúpers.

Se “dispara” venta clandestina de bebidas embriagantes en Chetumal.

El dirigente empresarial recordó que fue durante el inicio de la pandemia, con las restricciones en la venta de bebidas embriagantes, como empezó a presentarse el fenómeno del clandestinaje, el cual se ha mantenido a la alza.

Insistió en que, al no existir ningún tipo de regulación, los particulares venden bebidas embriagantes de forma clandestina, afectando a los negocios establecidos.

Puntualizó que el riesgo de que, ante las bajas ventas, continúe el cierre de bares y centros nocturnos, mientras que proliferarán más puntos de venta de bebidas embriagantes de forma clandestina.