Secciones
SIN MIEDO al coronavirus los delincuentes en Chetumal
Quintana Roo

SIN MIEDO al coronavirus los delincuentes en Chetumal

Intentan robar un cajero automático en instalaciones de la Secretaría Estatal de Salud; maniataron a los vigilantes, pero no lograron su objetivo porque alertaron a tiempo a elementos policiacos

por Efrén Martín

SIN MIEDO al coronavirus los delincuentes en Chetumal

SIN MIEDO al coronavirus los delincuentes en Chetumal

La cuarentena por el coronavirus (COVID-19) ha ocasionado que los delincuentes intenten cometer fechorías en la Capital, aprovechando que ha disminuido de manera considerable el flujo de personas en las calles.

Prueba de lo anterior es que, durante la madrugada de este domingo, intentaron robar el cajero automático instalado en las oficinas de la Secretaría Estatal de Salud (SESA).

De acuerdo con información proporcionada por la Policía Quintana Roo, fue un grupo de hombres fuertemente armados los que irrumpieron por la madrugada en las instalaciones de la SESA, ubicadas en el cruce de las avenidas Niños Héroes de Chapultepec con José María Morelos.

Tal vez te interese: Acribillan a un hombre en poblado de Bacalar

Los delincuentes amenazaron a los elementos de seguridad privada que se encontraban en el lugar, para posteriormente amordazarlos.

Con herramientas y sopletes, los ladrones, cuatro en total, intentaron llevarse el cajero automático instalado en ese edificio.

Sin embargo, una persona que pasaba por el lugar se percató de que “algo raro” ocurría en las oficinas de la Secretaría de Salud, por lo que realizó una llamada al Número de Emergencias 9-1-1.

Cabe señalar que la llegada de los oficiales hizo que los hombre huyeran por los predios de la parte posterior, incluso brincando techos y bardas.

Se reconoció que, en primera instancia, los elementos de la Policía Quintana Roo reportaron en un primer momento que todo estaba en orden, porque no observaron nada inusual.

Más noticias de QUINTANA ROO AQUÍ

Sin embargo, les llamó la atención que los vigilantes, luego de varios minutos, no salieran a preguntar por la presencia policiaca en el lugar, razón por la cual, os uniformados decidieron ingresar para descubrir a los vigiulantes maniatados en el interior.

Por fortuna, el robo del cajero automático no se concretó.

Comentarios