Secciones
Saben que incurren en un delito, pero argumentan que lo hacen por necesidad.
Quintana Roo

Robo “hormiga” en vestigios arqueológicos del sur de Quintana Roo

Reconocen habitantes de comunidades rurales que es una forma de obtener ingresos; ayudan a “investigadores” a llegar a sitios aún inexplorados

por Efrén Martín

Habitantes de comunidades rurales reconocen que sustraen reliquias de los vestigios arqueológicos, pero que se trata de la única manera de conseguir recursos para la manutención de sus familias.

Habitantes de comunidades rurales reconocen que sustraen reliquias de los vestigios arqueológicos, pero que se trata de la única manera de conseguir recursos para la manutención de sus familias.

Aunque no es recurrente, existe la extracción ilegal de piezas arqueológicas en la ribera del Río Hondo y Vía Corta a Mérida por parte de habitantes de comunidades rurales de Quintana Roo.

Sin embargo, quienes realizan esta práctica aclaran que lo hacen como consecuencia de las circunstancias, ya que la necesidad de recursos para sus familias los obliga, aunque reconocen que se trata de un delito.

Hay que destacar que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) reporta al menos 500 montículos que cubren zonas arqueológicas, en municipios de la zona sur del Estado.

Noticias Playa de Carmen

Con la construcción de algunas obras públicas, principalmente escuelas, hace años algunos, se extrajo material pétreo de cerros en la ribera del Río Hondo y la llamada Vía Corta a Mérida.

Así fue como se encontraron estructuras de Arquitectura Maya, según relató L. V. C. de la comunidad Manuel Ávila Camacho, quien reconoce que ha sustraído algunas piezas antiguas para posteriormente venderlas.

Relata que el descubrimiento de esos vestigios atrajo a algunos turistas e investigadores, quienes señalaron que estaban muy interesar a realizar "estudios".

Sin embargo, los pobladores se percataron que durante ese proceso tomaron piedras labradas, vasijas y piezas de adorno, y se las llevaron.

L. V. C. reconoció que algunas personas les ayudaron al enseñarles caminos y rutas para llegar a varios sitios y que los “investigadores" les pagaban por ello.

Vestigios rurales
Habitantes de comunidades rurales sustraen reliquias de vestigios arqueológicos inexplorados, a fin de venderlos a "investigadores" y turistas.

Te puede interesar: Surge brote de ciguata en Chetumal; familia acaba hospitalizada

De esta maneta, alguno habitantes de los poblados se dedicaron a buscar objetos para vendérselos, tanto a los visitantes como a los “investigadores”, quienes han señalado la disposición de pagar a buen precio las piezas.

El informante insistió en que es la necesidad de dinero lo que obliga a vender las piezas que extraen de los vestigios, porque las oportunidades laborales en la zona rural son escasas.

Más de Quintana Roo

Temas

Comentarios