Quintana Roo

Regresan donadores a Centro Estatal de Transfusión Sanguínea

Regresan donadores a Centro Estatal de Transfusión Sanguínea.

Regresan donadores a Centro Estatal de Transfusión Sanguínea.

Garantizado abasto para hospitales de la zona sur de Quintana Roo; poco más de 800 personas se han presentado para donar sangre

Por Efrén Martín

22/10/2021 12:15

El Centro Estatal de Transfusión Sanguínea, ubicado en Chetumal, luego del déficit registrado en los primeros meses del año, registra una recuperación paulatina de donantes.

Se indicó que en los primeros meses del año disminuyó en una tercera parte el porcentaje de personas que acudían a donar sangre, aunque ahora ya suman cerca de 800 personas las que han retornado para realizar esta activad de manera altruista.

En este sentido, se resaltó que, por el momento, existen suficientes unidades para garantizar abasto a los hospitales de la zona sur quintanarroense, que abarca los municipios Othón P. Blanco, Bacalar, Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos.

Se destacó que en la entidad no existe cultura para donar sangre, a grado tal de que apenas 10 de cada 100 personas los hacen de manera verdaderamente altruista, mientras que el resto lo hace porque tienen familiares que deben reponer las unidades utilizadas.

Heridos por arma, los que más sangre necesitan

Regresan donadores a Centro Estatal de Transfusión Sanguínea.

Se destacó que los lesionados por armas de fuego son los que más transfusiones de sangre demandan y le siguen los casos de atención por intervenciones quirúrgicas, accidentes vehiculares y mujeres en labor de parto.

Por cierto, la sangre más fácil de encontrar es la que pertenece al grupo sanguíneo O Positivo, que es el catalogados como universal, ya que es el que tiene el 65 por ciento de la población, seguida por el A y el B positivo que las tienen el 20 por ciento de las personas.

En tanto, la sangre tipo AB sólo se encuentra en un tres o cuatro por ciento de las personas.

Los tipos más difíciles de hallar son los O, A y B negativos, mientras que el “AB” negativo es el menos frecuente y el más complicado, ya que solo lo tienen el 0.5% de la población mexicana.