Secciones
Para la autoestima de un adolecente es vital saberse popular en la redes sociales.
Quintana Roo

Redes sociales aíslan a los jóvenes

Para la autoestima de un adolecente es vital saberse popular en la redes sociales.

por Roberto Becerril

Para la autoestima de un adolecente es vital saberse popular en la redes sociales.

Para la autoestima de un adolecente es vital saberse popular en la redes sociales.

Lo que en su momento fue creado para conseguir una mayor convivencia social, se ha convertido la única forma de comunicación de los jóvenes con sus familias y el resto de la sociedad, se trata de las Redes Sociales como Facebook, Twitter, además de los grupos de personas creados en WhatssApp, las cuales han evolucionado de manera sorprendente logrando conectar a personas desde cualquier parte del mundo, pero también según opiniones de Psicólogos están acabando con el contacto humano.

Solo basta con ver la ansiedad que causa entre los adolescentes saber cuántos “Me gusta” conseguirán con un comentario o una fotografía, el número de veces que se ha “Compartido” y quiénes quieren ser sus “Amigos”, entre otras de las funciones que Facebook.

 

El Psicólogo Clínico, Ángel Enrique Barrera Cabrera explicó a este medio de comunicación que actualmente las redes sociales están cerca de convertirse en la nueva forma de tener una conversación frente a frente entre personas, ya que son usadas como una forma alterna de relacionarse para la juventud pero el gran problema es la vida alterna creada por los usuarios, quienes deciden adoptar actitudes exageradas y falsas para poder tener la mayor cantidad de amigos.

 

De acuerdo a declaraciones del experto en esta materia es tal el grado de enlace entre los adolescentes y las redes sociales que pueden percibir unaemoción a través de un simple del texto escrito por su amigo, familiar o pareja, esto aunado a la ansiedad que les provoca no recibir una respuesta casi inmediata del mensaje enviado.

 

Resaltó que los usuarios compulsivos de Facebook o Twitter experimentan una pérdida en su bienestar cuando ven publicaciones de sus “amigos”, de situaciones fuera de sus opciones, como un viaje al extranjero, la compra de un nuevo auto o una casa, un trabajo nuevo o hasta contraer matrimonio.

Finalmente añadió también que el uso compulsivo de las redes sociales tiene consecuencias patológicas, las cuales deben llevar a un tratamiento psicológico.

Temas

Comentarios