Quintana Roo

“Para llorar” delegación de Cruz Roja en zona rural de Quintana Roo

“Para llorar” delegación de Cruz Roja en zona rural de Quintana Roo.

“Para llorar” delegación de Cruz Roja en zona rural de Quintana Roo.

Solamente funciona una de tres ambulancias para auxilio de 30 mil personas; filtraciones en el techo del inmueble que alberga a benemérita institución

Por Efrén Martín

01/08/2021 11:49

En paupérrimas condiciones se encuentra la delegación de la Cruz Roja en la comunidad Javier Rojo Gómez, en el municipio Othón P. Blanco, ya que sólo funciona una de las tres ambulancias disponibles para atender a 30 mil habitantes de poblados aledaños.

Además, de acuerdo el responsable de la Cruz Roja en Javier Rojo Gómez, el doctor Marco Antonio Villegas, las instalaciones enfrentan una serie de deficiencias, incluida la fractura del techo, por donde ocurren filtraciones de agua en temporada de lluvias.

Con una población de más de 5 mil habitantes, la comunidad de “Javier Rojo Gómez” se encuentra en el centro de la Ribera del “Río Hondo”, a 62 kilómetros de Chetumal y cuenta con una delegación de la Cruz Roja que dirige el doctor Marco Antonio Villegas.

Entre la serie de carencias resalta por igual que sólo cuentan con un médico, que otorga consultas de 8:00 a 16:00 horas, de lunes a viernes, ya que no hay presupuesto para pagar nómina.

Ni para sueldos

Incluso, aclaró que el salario del galeno lo cubre el ingenio “San Rafael Pucté”, pero de noche la Cruz Roja se queda sin doctor para atender emergencias.

Y aunque el número de personas que radican en las comunidades rurales aledañas es de aproximadamente 30 mil, Antonio Villegas indicó que sólo cuentan tres paramédicos, todos capacitados de manera particular.

“Para llorar” delegación de Cruz Roja en zona rural de Quintana Roo.

Irónicamente, la Cruz Roja no los considera paramédicos, ya que no han sido certificados por la benemérita institución y, como consecuencia, no pueden ser considerados para recibir a un apoyo económico a modo de salario.

Urgió recibir apoyos para mejorar sus condiciones, ya que atienden emergencias en Pucté, José Narciso Rovirosa, San Francisco, Álvaro Obregón”, entre otras; además de la cobertura del tramo carretero que va a La Unión hasta Carlos A. Madrazo.

Entre sus necesidades destaca una ambulancia, cuyo valor oscila en un millón de pesos, una planta de energía eléctrica, arreglar el techo y hasta equipar un quirófano; además del personal para poder brindar el servicio a la población.