Quintana Roo

Pandemia causa estragos en actividad forestal de Quintana Roo

La pandemia de la COVID-19 ocasionó que los mercados nacional e internacional cayeran, afectado severamente la producción forestal de Quintana Roo.

No existen mercados para comercializar producción de ejidatarios; cuatro de nueve comunidades productoras en grave crisis económica

Por Efrén Martín

05/05/2021 12:21

La pandemia de la COVID-19 ha ocasionado estragos a la actividad forestal en Quintana Roo, donde cuatro de los nueve ejidos forestales se encuentran paralizados por falta de mercados, tanto en el ámbito nacional como internacional.

De acuerdo con el presidente de la Sociedad de Ejidos Forestales, Cristóbal Uc Medina, al término del primer trimestre de 2021, el 40 por ciento de los ejidos dedicados a la actividad se encuentran sin aprovechamiento forestal.

Lo anterior, derivado a que la comercialización de los recursos maderables se ha perdido en un 85 por ciento como consecuencia de la pandemia de la COVID-19, ante la caída de los mercados nacional e internacional.

Sin actividad productiva

Precisó que cuatro de los nueve ejidos forestales en los municipios Bacalar y Othón P Blanco, prácticamente no esta realizando actividad forestal.

Mientras tanto, los otros cinco, como ocurre en Laguna Om, Nuevo Guadalajara, San Francisco Botes, únicamente están aprovechando el 15 por ciento del volumen maderable permitido por la Comisión Nacional Forestal.

El 40 por ciento de los ejidos forestales han paralizado la actividad ante la falta de mercados.

Cristóbal Uc añadió que, además de lo anterior, los costos de extracción se han incrementado ante el aumento del costo de los combustibles y pese a ello, los costos por metro cúbico de madera no han sufrido modificaciones al alza.

Los ejidos no están realizando ninguna actividad porque, al no haber mercado esto representaría más pérdidas económicas de las que ya tienen los productores.

Detalló que los nueve ejidos forestales tienen 110 mil hectáreas forestales para aprovechar, pero en la actualidad permanecen, en su gran mayoría, ociosas.

Puntualizó que, ante el escaso mercado, únicamente están extrayendo chechen, caoba entre alguna otras de cierto valor comercial.