Secciones
No habrá Viacrucis viviente en Playa Delfines, Cancún: Obispo de Quintana Roo.
Quintana Roo

No habrá Viacrucis viviente en Playa Delfines, Cancún: Obispo de Quintana Roo

El obispo de la Diócesis Cancún-Chetumal, Pedro Pablo confirmó que los eventos masivos -excepto las misas- han sido cancelados, debido a la contingencia sanitaria por el coronavirus.

por La Verdad

La Iglesia Católica lista para protocolos sanitarios.

La Iglesia Católica lista para protocolos sanitarios.

Mientras que las misas continuarán normalmente, las actividades religiosas como los eventos masivos de Semana Santa, las misiones a comunidades rurales, o el Viacrucis Viviente de Playa Delfines, fueron cancelados, debido a la contingencia sanitaria generada por el coronavirus, anunció el obispo de la Diócesis Cancún-Chetumal, Pedro Pablo Elizondo Cárdenas.

En entrevista, el prelado confirmó que, respecto a las misas, están continuarán de manera habitual por lo que el Viacrucis sí se llevará a cabo, pero de manera local, en cada parroquia, pero evitando ya eventos multitudinarios, como las fiestas de Viernes Santo en “El Mirador” de Cancún, que este año cae el 10 de abril.

El obispó pidió orar a Dios y a la Virgen de Guadalupe.

Respecto a las acciones preventivas, recordó que la Diócesis continúa con las recomendaciones sanitarias de no estrechar manos al darse la paz y tomar la ostia en la mano, no en la boca, así mismo que se mantendrá la fase uno de los protocolos preventivos, que corresponde a cuando se tienen casos importados del COVID-19, eso significa que las misas y otras actividades continúan normalmente en la Iglesia.

Seguro te interesa: "QUEMAN" en redes sociales a ladrón que opera en el transporte público de Cancún

Sin embargo, advirtió que cuando se llegue a la fase 2, se tomarán las medidas que se soliciten, pero no deben precipitarse y generar pánico innecesario, comentando que en Colombia, donde ya se está en esa etapa, se aumentó el número de misas, para tener menores congregaciones, así mismo exhortó a evitar el pánico y mantener la fe por lo que solicitó orar y rogar para que Dios y la Virgen de Guadalupe protejan a su pueblo.

Lee más de Quintana Roo 

Luego de la tradicional misa de domingo en la Catedral de Cancún, el obispo dijo que lo que más tristeza le causa es que incluso sin la llegada del coronavirus, se sufren consecuencias económicas “desastrozas”, por la caída en el turismo, lo que genera desempleo y las familias que viven al día, quedarse sin trabajo, por descansos solidarios o despidos, caen en una situación precaria, sin tener pan que llevar a su mesa o para pagar su renta.

Finalmente el obispo recordó que durante el huracán Wilma repartieron muchas toneladas de alimentos, y que la anterior contingencia sanitaria (AH1N1) fue incluso, peor que Wilma, al escasear el empleo.

Síguenos en Instagram

Temas

Comentarios