Quintana Roo

Necesario empréstito por 820 millones para reactivar Quintana Roo

Los recursos permitirían reactivar la economía del Estado, severamente afectada por la pandemia de la COVID-19.

Explica titular de SEFIPLAN que recursos servirían para realizar 102 proyectos; reforzarían pavimentación y el Programa 300 Pueblos

Por Efrén Martín

25/02/2021 10:04

La secretaria de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN), Yohanet Torres Muñoz, afirmó que el Estado requiere los 820 millones de pesos de deuda solicitado al Congreso del Estado para reactivar la economía de Quintana Roo.

Explicó que, de ser aprobado por los diputados locales, el recurso permitiría realizar durante el presente año, un total de 102 obras que están correlacionadas con el Tren Maya y, a su vez, impulsar la reactivación del Estado.

Dejó en claro que, de ser aprobado, el empréstito no generaría mayor deuda y sí beneficios, porque se destinaría para obra pública, ya que se utilizaría para pavimentación, el Programa 300 Pueblos y la modernización del Boulevard Bahía de Chetumal.

Como ha informado La Verdad Noticias, la XVI Legislatura Local retomó el análisis de la solicitud de un empréstito por 820 millones de pesos, para realizar obras de infraestructura.

Son recursos anticipados

La titular de la SEFIPLAN explicó que la intención es que, a través de una institución bancaria, se pretende recibir de forma anticipada recursos del Fondo para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF) bajo el esquema conocido como potenciación.

En términos llanos, la potenciación consiste en traer a valor presente los recursos futuros que le corresponden al Estado, aunque para ello se pagaría un interés a la institución bancaria que los aporte.

La titular de la SEFIPLAN explicó que los recursos se destinarán para 102 proyectos de infraestructura.

Yohanet Torres insistió en la necesidad de contar con esos recursos para, en el corto plazo, realizar obras de infraestructura, de impacto en todo el Estado, para acelerar la economía y contrarrestar la crisis económica y social de la COVID-19.

Un punto que destacó es que, de aprobarse, a esos 820 millones de pesos se sumarían a otros 325 millones del Fondo para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas, así que se contaría con mil 125 millones de pesos para obras de infraestructura.

Puntualizó que, de aprobarse el anticipo, no impactaría de forma negativa en la hacienda pública ni generaría presión a las finanzas del estado, porque los esquemas no afectan indicadores de disciplina financiera.