Secciones
Muere en brazos de su madre tras ser apuñalado en Chetumal
Quintana Roo

Muere en brazos de su madre tras ser apuñalado en Chetumal

Fue atacado durante la madrugada de este sábado por desconocidos; en primera instancia la afligida madre confundió la sangre que emananaba del cuerpo de su hijo con aceite

por Efrén Martín

Muere en brazos de su madre tras ser apuñalado en Chetumal

Muere en brazos de su madre tras ser apuñalado en Chetumal

Un hombre perdió la vida en la Colonia Centro, en la ciudad de Chetumal, tras desangrarse como resultado de lesiones que desconocidos le propinaron con un arma blanca.

El caso resultó desgarrador, según relataron testigos presenciales, ya que su último suspiro fue en brazos de su madre, una señora de 85 años de edad que, entre llanto, nada pudo hacer para evitar la merte de su vástago.

De acuerdo con el reporte de la Policía Quintana Roo, el crimen ocurrió durante la madrugada sabatina y no está claro si fue resultado de un intento de asalto, un acto de venganza o de un pleito callejero.

El sangriento hecho ocurrió en un taller mecánico y vivienda ubicado la avenida José María Moreloscasi con Efraín Aguilar, en la ya citada Colonia Centro.

Tal vez te interese:

El hombre, de quien no se proporcionaron sus características ni su identidad, presentaba un par de heridas en el tórax, ocasionadas con arma blanca, muy probablemente un cuchillo, dadas las dimensiones de las lesiones.

Lo más dramático del caso fue que la madre del ahora occiso, una mujer con 85 años de edad, aparentemente escuchó ruidos y salió del interior de la vivienda para observar lo que ocurría.

Pensó que había caído en aceite

Según se indicó, la mujer observó que su hijo se encontraba en el suelo y cubierto de un líquido que, en primera instancia pensó se trataba de aceite para motor.

Sin embargo, al intentar levantarlo, luego de un par de intentos, se percató que en realidad era sangre y que se encontraba agonizando.

Más noticias de QUINTANA ROO AQUÍ

Entre gritos de ayuda, el hombre murió entre los brazos de su madre, quien, con lágrimas en los ojos, le pedía que no se muriera y que no cerrara los ojos.

Este crimen ya es investigado por la Policía Ministerial.

Comentarios