Quintana Roo

Más de 500 millones de pesos han perdido empresarios del sur por COVID-19

Más de 500 millones de pesos han perdido empresarios del sur por COVID-19.

Más de 500 millones de pesos han perdido empresarios del sur por COVID-19.

Urgen acciones coordinadas entre tres órdenes de Gobierno para frenar contagios; Semáforo Epidemiológico “golpea” a los negocios

Por Efrén Martín

14/06/2021 12:54

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en la zona sur del Estado, Eloy Quintal Jiménez, aseguró que prevalece un panorama desalentador en la zona sur del Estado al mantenerse el Semáforo Epidemiológico Estatal en color naranja.

Destacó que los empresarios del centro y sur del Estado, como consecuencia de la pandemia de la COVID-19, enfrentan pérdidas globales por más de 500 millones de pesos, que no hay posibilidades de recuperar en, al menos, cuatro años. 

El panorama es desalentador, no hay ganancias ni recursos en los negocios, de todos los sectores empresariales desde el centro del Estado hasta Othón P. Blanco.

Afirmó que, al menos en el caso de la zona sur de la entidad, los empresarios trabajan a marchas forzadas en la búsqueda de mecanismos y estrategias, que les permitan sortear la crítica situación financiera en la que la pandemia los ha sumido.

Anticipan más despidos

Eloy Quintal resaltó que el hecho que el Semáforo Epidemiológico se mantenga en color naranja, a todos los sectores económicos y complica mantener a flote los negocios porque hay que cumplir diversas restricciones federales, estatales y municipales.

Más de 500 millones de pesos han perdido empresarios del sur por COVID-19.

Hemos solicitado que se redoblen los esfuerzos para evitar más contagios, pero sin afectar más a los empresarios, continuamos en una crisis que parece no tener fin y tememos que, además de más pérdidas, vendrán más despidos de personal.

El líder del CCE en esta parte del Estado manifestó preocupación de que no exista una agenda de coordinación entre los tres órdenes de gobierno para la construcción de una agenda de reactivación económica ante los estragos que ha ocasionado la pandemia.

Advirtió que, mientras no se coordinen esfuerzos, las proyecciones de recuperación económica, similar a lo que se tenía antes de la emergencia sanitaria, solo se podrá concretar hasta dentro de unos tres o cuatro años.