Quintana Roo

Marchan para evitar cierre de 150 gimnasios en Chetumal

Durante el plantón, los propietarios de gimnasios afirmaron que 150 centros deportivos enfrentan riesgo de cierre definitivo.

Propietarios de gimnasios piden poder operar al 30 por ciento de su capacidad; han cerrado 60 de manera definitiva en Quintana Roo

Por Efrén Martín

18/02/2021 10:51

Con gritos, pancartas, una marcha y plantón, propietarios de gimnasios en Chetumal demandaron que les permitan abrir sus establecimientos ya que, al menos, 150 de 300 centros deportivos se encuentran en riesgo de cierre definitivo.

Los propietarios de gimnasios protestaron frente a las instalaciones de la Secretaría Estatal de Salud (SESA) para exigir la reclasificación de su actividad y poder retomar operaciones de manera gradual.

Se trata de la segunda manifestación que realizan con el fin de reactivar operaciones, al menos al 30 por ciento de su capacidad, porque actualmente el Semáforo Epidemiológico en color naranja no les permite abrir.

Fueron un promedio de 50 propietarios de gimnasios los que marcharon del parque conocido como La Alameda a la SESA y durante el trayecto, con pancartas y gritos exigieron se les permita retomar operaciones.

"El gobierno no me apoya que me deje trabajar", señalaban a voz de cuello los inconformes.

Marcharon por calles de Chetumal para exigir les permitan poder laborar.

Si bien la marcha se realizó en Chetumal, aclararon que representaban a los propietarios de un promedio de 300 centros de entrenamiento existentes en Quintana Roo, de los cuales la mitad está en riesgo de cierre definitivo.

Afirmaron que, de acuerdo con sus estimaciones, al menos 60 gimnasios han cerrado de forma definitiva durante la pandemia de la COVID-19 porque no captaban recursos para el gasto primario.

El titular de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgo Sanitario (COFEPRIS), Miguel Ángel Pino Murillo, atendió a una comisión de los inconformes y se comprometió a que el próximo lunes les otorgaría una respuesta.

Consideran que al menos 60 gimnasios han cerrado de manera definitiva.

En tanto, los gimnasios se mantendrán cerrados, como establece la normatividad federal para este caso, aunque con la posibilidad de trasladar sus implementos al aire libre y ahí atender a sus clientes.

Los propietarios de estos centros deportivos ejemplificaron que, en Baja California, el Gobierno autorizó la apertura con operación del 60 por ciento.

También destacaron que, con base a estudios realizados por especialistas, se ha corroborado que la actividad física fortalece el sistema inmunológico. 

De allí la solicitud de aval presentada a la COFEPRIS, ya que, respetando las disposiciones sanitarias, los gimnasios podrían ayudar a contrarrestar el COVID-19.