Quintana Roo

MILLONARIA AFECTACIÓN por robo a escuelas de Quintana Roo

Como consecuencia de la pandemia, las escuelas prácticamente se encuentran abandonadas.

Ladrones se llevan hasta el cableado eléctrico de planteles escolares; necesarios tres millones de pesos para compensar afectaciones

Por Efrén Martín

19/02/2021 10:30

El presidente de la Asociación Estatal de Padres y Madres de Familia, Sergio Acosta Manzanero, aseguró que supera los tres millones de pesos la afectación por los robos cometidos contra planteles escolares de Quintana Roo.

Y es que, durante la pandemia de la COVID-19, han sido vandalizadas 111 escuelas públicas en la entidad, algunas de ellas hasta en tres ocasiones y donde los ladrones se han llevado hasta los cables del tendido eléctrico.

Lamentó que los delincuentes aprovechen la contingencia sanitaria y la falta de vigilancia para apoderarse de material didáctico, mobiliario, computadoras, tinacos, cables de electricidad y, no conformes, hasta incendiar un par de escuelas.

Es muy triste enterarnos de que un nuevo plantel ha sido víctima de algún robo. Aprovechan que las escuelas están, pudiéramos decir, abandonadas.

Sergio Acosta indicó que, de acuerdo con las estimaciones de las autoridades educativas, el monto global de la afectación supera los tres millones de pesos y se trata de recursos que no estaban considerados dentro del presupuesto de mantenimiento escolar.

Benito Juárez el más afectado

Por cierto, detalló que los municipios cuyas escuelas han resultado más afectadas por este tipo de situaciones son Benito Juárez con 50 planteles, Solidaridad con 24 y Othón P. Blanco con 21 instituciones saqueadas.

Los ladrones se han llevado, prácticamente "de todo" de los planteles escolares.

El líder de los padres de familia anticipó que se desconoce de dónde se obtendrán los recursos para reparar las afectaciones que enfrentan esos 111 inmuebles escolares, aunque confió en que se elaborará un plan de coordinación con la Secretaría Estatal de Educación.

Lo que sí anticipó es que continuarán estas acciones de vandalismos contra los planteles escolares porque, debido a que no hay clases presenciales, prácticamente se encuentran abandonados.