Quintana Roo

MALTRATO INFANTIL aumenta por pandemia de COVID-19

MALTRATO INFANTIL aumenta por pandemia de COVID-19.

MALTRATO INFANTIL aumenta por pandemia de COVID-19.

Más de 920 casos registrados en Quintana Roo durante el presente año; alarma entre autoridades porque se trata de estadística inéditas

Por Efrén Martín

26/09/2021 08:44

La titular del Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), Norma Gabriela Salazar, reconoció que la pandemia de la COVID-19 ocasionó un incremento preocupante de los índices de violencia contra menores de edad en la entidad.

Por principio de cuentas, resaltó que en lo que va del año han documentado 971 casos, que presentan 50 por ciento más de los denunciados el año pasado.

Derivado de lo anterior, afirmó que han redoblado esfuerzos en los municipios Othón P. Blanco, Solidaridad y Benito Juárez, donde se registra la mayoría de los casos de agresiones.

Son cifras que no se habían presentado en años, que confirman que el confinamiento y la pandemia han ocasionado que se vivan episodios de violencia dentro de las familias y son los menores de edad y las mujeres quienes más las padecen.

Enseñanza nociva

Gabriela Salazar afirmó que han enfocado su acciones en la impartición de talleres, además de campañas de información y capacitación para eliminar las agresiones como métodos de “enseñanza” o de castigo.

Son métodos nocivos que deben ser evitados a toda costa, más en los municipios de Othón P. Blanco, Benito Juárez y Solidaridad donde tenemos un alto registro de maltrato.

MALTRATO INFANTIL aumenta por pandemia de COVID-19.

Detalló que en 2019 registraron 623 casos de violencia y maltrato, 655 en el 2020 y en tan solo en lo que va de este 2021, suman ya 971, lo que ha “encendido las alarmas” entre las autoridades.

Con relaicón a los tipos de violencia, la titular del SIPINNA detalló que el primer lugar lo ocupa la, seguido de la psicológica y en último lugar la violencia sexual.

MALTRATO INFANTIL aumenta por pandemia de COVID-19.

No hemos dejado de trabajar para atender estos casos, los tres niveles de gobierno nos hemos unido para implementar mecanismos y ponerle fin a esta problemática que tanto daña a nuestros niños y jóvenes, incluso hasta dando parte a la Fiscalía del Estado.

Finalmente, señaló que, además de violencia los menores de edad también padecen ansiedad y depresión como consecuencia de la COVID-19.