Quintana Roo

¡MALDITO DESGRACIADO! Maltrataba a su mamá en Chetumal

Fue necesario cerrar una cuadra a la redonda del predio donde se encontró el supuesto artefacto explosivo.

Pretendía despojarla de una licuadora para venderla y comprar “un six”; encuentran antigua granada en el interior vivienda de la Capital

Por Efrén Martín

28/02/2021 12:44

Por violentar a su propia madre, un sujeto fue detenido por elementos de la Policía Quintana Roo en Chetumal. Fue la propia progenitora quien solicitó la detención de su vástago.

De acuerdo con la información recabada por La Verdad Noticias, la mujer marcó al Número de Emergencias 9-1-1, luego de que su hijo la atacaba en su domicilio, ubicado en la calle Miguel Negrete entre Heriberto Frías y José María pino Suárez de la colonia Nueva Reforma.

De 78 años de edad, la afectada indicó que su hijo que se tornó agresivo, luego de que pretendió impedir que aquel se llevara la licuadora para venderla y comprar cervezas.

El malagradecido hijo fue identificado como Martín y, luego de ser detenido, fue trasladado ante un juez calificador, donde fue encerrado en las celdas de la cárcel municipal.

Hallan una granada

El reporte de una granada movilizó a corporaciones de seguridad de Chetumal, donde una cuadra a la redonda fue cerrada en la colonia 8 de Octubre, en la avenida Bugambilias.

Se destacó que un hombre indicó a elementos de la Guardia Nacional que había encontrado un objeto metálico de gran tamaño que aparentemente era un explosivo, mientras se encontraba en labores de limpieza de su predio.

El supuesto artefacto explosivo fue encontrado en el interior de un predio.

Derivado de lo anterior, cuando los gendarmes tuvieron a la vista el objeto, determinaron que podría tratarse de una granada, por lo que, dieron aviso al Número de Emergencias 9-1-1 y a la Secretaría de la Defensa Nacional .

Además, se acordonó el área para evitar la presencia de curiosos y la posibilidad de alguna tragedia en caso de una eventual explosión.

Bomberos, elementos de la Policía Quintana Roo y personal del Ejército acudieron hasta el lugar, pero tuvieron que esperar la presencia de autoridades de la Fiscalía General de la República para remover el objeto.