Quintana Roo

Logra FGE condena de 24 años de prisión contra feminicida

Logra FGE condena de 24 años de prisión contra feminicida.

Logra FGE condena de 24 años de prisión contra feminicida.

Fue responsable del asesinato de su esposa en el añ0 2016; la golpeó varias veces en la cabeza y arrojó el cadáver en un área verde de Chetumal

Por Efrén Martín

22/10/2021 12:51

El trabajo realizado por Fiscales del Ministerio Público permitió obtener una sentencia de 24 años, 11 meses y 29 días de prisión en contra de Juan. S. V. A. acusado de un feminicidio ocurrido en el año 2016. 

Tras escuchar las pruebas ofrecidas por el Fiscal del Ministerio Público, el Juez Oral determinó imponer la sentencia antes descrita contra el feminicida

En la Carpeta Administrativa 137/2016 la Fiscalía logró establecer que en marzo del 2016 Juan privó de la vida a su esposa R.S.D. a quien golpeó reiteradamente en la cabeza y cuyo cadáver fue localizado en un área verde cercana del CBTA número 11 de Chetumal

El agresor era elemento de la Secretaria de Marina, pero desertó y huyó de la ciudad; sin embargo,  fue detenido en 2019 por elementos de la Policía Ministerial en cumplimiento de una orden de aprehensión. 

Este día recibió su sentencia en una audiencia de juicio abreviado.

Logra FGE condena de 24 años de prisión contra feminicida.

Vinculan a proceso por violencia familiar 

El Fiscal del Ministerio Público obtuvo un auto de vinculación en contra de Carlos M. R. por los delitos de lesiones y violencia familiar dentro de la Carpeta Administrativa 496/2021. 

En junio de este año, la víctima de 20 años de edad, denunció ante la FGE que fue agredida por este sujeto quién era su pareja sentimental, agresión que quedó grabada en una cámara de seguridad. 

La víctima Scarlett N. denunció públicamente que su caso no avanzaba debido al vínculo entre la titular de la Comisión Estatal de Protección a Víctimas de Quintana Roo (Ceaveqroo) y su agresor; sin embargo, este día fue vinculado a proceso. 

Al agresor el juez le prohibió acercarse, ni mantener comunicación con la víctima y no asistir a lugares en la que ella se encuentre.