Secciones
La terrible vida de Doña Heriberta, una mujer olvidada por sus hijos en Cancún
Quintana Roo

La terrible vida de Doña Heriberta, una mujer olvidada por sus hijos en Cancún

Doña Heriberta es diabética y de edad avanzada, iría a ver a su hija a pesar de ya no ver, su hija simplemente no quiere verla y la dejó plantada y a medio camino.

por LaVerdad

La terrible vida de Doña Heriberta, una mujer olvidada por sus hijos en Cancún

La terrible vida de Doña Heriberta, una mujer olvidada por sus hijos en Cancún

Esta es la terrible historia de Doña Heriberta, quién se topó con el usuario de Facebook Yhaair Quintal, quien con el corazón destrozado contó en sus redes sociales el terrible momento que vivió junto a Doña Heriberta, esta es la historia: 

“Hoy mientras me iba al trabajo, se acercó doña Heriberta a pedirme de favor que cuando venga la combi del "Porvenir" yo le avise por que ya no veía, al esperar fácil fueron como 40 minutos.

Sonó su teléfono y si, era la hija de la señora, le marcó solo para decirle que ya no vaya a su casa, que iba a salir, solo escuche cuando dijo la señora "entonces ya no voy a tu casa hija, me voy a la mía" y dentro de mi dije, "¡Coño!, Llevo rato aquí y resulta que ya no va".

La terrible vida de Doña Heriberta, una mujer olvidada por sus hijos en Cancún
La terrible vida de Doña Heriberta, una mujer olvidada por sus hijos en Cancún

Se acercó la señora de nuevo a mi y me dijo ya un poco más seria, "muchacho ya no voy a ir, será que me puedas cruzar del otro lado de la calle" y pues sin problema pasamos, pero desde que empezamos a caminar, la señora empezó a llorar supercañón y yo de  solo me queda decirle que ya no llore y me contestó, que siempre le hacen eso sus hijos. 

Dijo que siempre que los va a ver, siempre le dicen que van a salir o que no están en su casa y que le estaba llevando unas plantitas que a ella le regalan para vender para que pueda comprar sus medicamentos, porque no tenía dinero y tampoco sus medicamentos (Es diabética) al escuchar eso, solo odie un chingo a sus hijos...

Para no chorear tanto, le compre su medicamento y sus jeringas para su insulina, esto no es para pararse el cuello y decir que soy un pan de Dios o que tengo un chingo de dinero para regalar, prácticamente el medicamento y las jeringas fueron 102 pesos.

La terrible vida de Doña Heriberta, una mujer olvidada por sus hijos en Cancún
La terrible vida de Doña Heriberta, una mujer olvidada por sus hijos en Cancún

Tal vez te interese: ¡Alarmante! 60 menores intoxicados en una iglesia de Cancún, fueron trasladados al hospital

Lo que me llena un impotencia es que tan inhumano puedes ser para dejar a tu mamá a la bendición de Dios.

REPITO, QUIERAN UN CHINGO A SUS PADRES, ÁMENSE, EL DÍA DE MAÑANA YA NO ESTARÁN Y AUNQUE FALLEMOS EN LA VIDA, SERÁN LOS ÚNICOS QUE ESTARÁN CON NOSOTROS Y PARA NOSOTROS...”

Comentarios