Secciones
Quintana Roo

Iguana, una especie inofensiva y frágil

por La Verdad

Licety Díaz/ Diario La Verdad CANCÚN, Q. Roo.- Jesús Molina Meléndez, hace 15 años que vivía en la zona centro, cerca del mercado de Isla Mujeres, era su camino diario para llegar a un puesto de artesanía que tenía en Punta Sur y al ver muchas iguanas, se le ocurrió un día comenzar a alimentarlas con los desechos de verduras y frutas del sitio; al poco tiempo se percató que eran miles las que llegaban. La iguana rayada (Ctenosaura similis) es la especie predominante en Quintana Roo, se alimenta de insectos, pequeñas aves, roedores, ranas, incluso murciélagos. Contó que al ver una población numerosa se dio a la tarea de hacer bebederos naturales en las rocas con desniveles que se llenan a la caída de la lluvia por gravedad, en la avenida principal, en las esquinas de las escuelas, en Punta Sur, en la actualidad existen cientos de estos aditamentos. Jesús es un amante de la conservación de flora y fauna, por eso creó la asociación civil ‘Patrulla verde’, de la que uno de sus objetivos es impartir en las escuelas educación ambiental, además de que tiene entre otros, un programa de protección a las iguanas. Tiene convenios con la Universidad del Sur de California y la Universidad de Michigan, de donde llegan estudiantes y al ver la actividad de la especie, se emocionan porque no hay nadie que haga nada por estos animales, indicó.

MUEREN ATROPELLADAS

“En Isla Mujeres no hay un censo de iguanas, pero hay alrededor de 12 mil, son territoriales y hasta se turnan para comer; lamentablemente a diario al menos dos son atropelladas porque el ser humano es necio y las quiere bordear con los vehículos y ellas se asustan, lo ideal es detenerse y dejar que pasen”, comentó.
Es tal el amor de Jesús por las iguanas que al patio de su casa siempre llegan siete para que les dé comer, algunas ya han tenido crías ahí. Para ellas la luz del sol es imprescindible, por lo que aprovechan el día para hacer todas sus actividades, pues en la noche solo se dedican a dormir. Prefieren vivir donde haya vegetación espesa como las selvas medianas y bajas, los manglares y pastizales. En Cancún los atropellamientos de iguanas son esporádicos, si acaso cinco al año, en cualquier punto de la ciudad; lo mismo se les encuentra con cortadas en el cuerpo, lastimadas del hocico, dijo Alberto Charles Wisner, miembro de la asociación civil Fauna digna.
“Hemos rescatado iguanas, llevadas al veterinario, las muy lastimadas tardan hasta seis meses en recuperarse y luego las reintegramos a su hábitat natural”, detalló.
De acuerdo con la dependencia municipal del Cuerpo de Bomberos, reciben un reporte al mes o cada dos meses por iguanas que se encuentran en patios de casas particulares o áreas públicas, lo mismo en zona hotelera, en el centro de la ciudad y Puerto Juárez, una vez que son capturadas se les entrega a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) que se hace cargo de su devolución al medio ambiente.

Comentarios

Te puede interesar