Quintana Roo

Hoteleros venden propiedades para pagar deudas en Chetumal

Prácticamente no están arribando turistas, por vía marítima ni terrestre a la zona sur del Estado.

Obligados a ofertar vehículos y diversas propiedades para cumplir con empréstitos; en riesgo de cierre 15 centros de hospedaje en zona sur

Por Efrén Martín

21/02/2021 08:38

Los hoteleros en la zona sur del Estado se han visto obligados a vender vehículos, activos diversos y otras propiedades para poder cumplir con el pago de préstamos que les han permitido mantenerse operando durante la pandemia de la COVID-19.

La presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles, Bertha Medina Núñez de Cáceres, aseguró que al finalizar 2020, cerraron en forma definitiva tres hoteles en Chetumal y seis en Bacalar.

Pero ante la falta de visitantes, en lo que va del año los propietarios de otros 15 centros de hospedaje están en riesgo de paralizar actividades porque ya acabaron sus ahorros y saturado sus tarjetas de crédito.

Ante este desolador escenarios, los hoteleros se han visto obligados a vender parte de sus activos para cubrir adeudos contraídos con la banca y pagar sus impuestos.

Empezamos a vender nuestras camionetas, propiedades y otros activos que nos permita tener recursos para pagar los préstamos.

Bertha Medina recordó que los hoteleros se vieron en la necesidad de contratar préstamos con instituciones financieras que, en estos momentos, ya les representa una carga pues desde mayo y junio del año pasado se vieron en la imposibilidad de seguir pagando.

No tenemos ingresos suficientes por el desplome en la ocupación hotelera.

Los centros de hospedaje prácticamente se encuentra sin huéspedes.

La líder empresarial resaltó que son un promedio de 90 empresarios hoteleros en el sur del Estado quienes enfrentan serios problemas por no poder cumplir con el pago de sus préstamos y que se han visto obligados a vender otras propiedades.

Dejó en claro que la situación económica es complicada y que todavía resta mucho para hablar de una recuperación, toda vez que no todos los hoteleros podrán mantenerse operando en espera que la población sea vacunada contra la COVID-19.

Lo anterior, porque enfrentan problemas para cumplir con el pago de los préstamos contraídos, así que de poco servirá la llegada de turistas, porque antes deben cumplir con liquidar sus empréstitos.

Puntualizó que, aunque tengan la posibilidad de recibir turistas, no podrán enfrentarla carga financiera que representan las deudas.