Quintana Roo

Hoteleros en Chetumal temen baja ocupación para Semana Santa

Los niveles de ocupación, según estiman los hoteleros, no superarán el 50 por ciento.

Consideran que la ocupación no repuntará porque se mantiene color naranja del Semáforo Epidemiológico; reservaciones continúan a la baja

Por Efrén Martín

02/03/2021 11:39

La presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles en el sur del Estado, Bertha Medina Núñez de Cáceres, calificó como sombrío el panorama para el sector durante Semana Santa, ya que no existen indicios de que mejorarán los niveles de ocupación.

Detalló que las bajas cifras en materia de reservaciones, pero fundamentalmente la escasa afluencia de visitantes en los destinos turísticos de esta parte del Estado, colocan al sector ante un panorama poco halagador para el próximo periodo vacacional.

A manera de ejemplo, manifestó que los índices de ocupación en Chetumal, en la actualidad, se mantiene en un escaso 25 por ciento, mientras que, en Mahahual y Bacalar, los principales destinos, apenas se acercan al 40 por ciento.

Difícil aumentar niveles de ocupación

Bertha Núñez agregó que, ante este comportamiento de la actividad turística, resultará difícil alcanzar niveles mayores al 70 y mucho menos 90 por ciento, que registraron estos destinos durante Semana Santa en 2019.

El 2020 fue un año malo por la pandemia de la COVID-19 y no vislumbramos que la situación cambie en este 2021.

Los destinos de la zona sur del Estado mantienen bajos niveles de ocupación.

La líder de la Asociación de Hoteles y Moteles resaltó que, siendo positivos, no consideran que el índice ocupacional pueda superar el 50 por ciento.

Podemos tener la mitad de ocupación, pero eso no permitirá superar los problemas económicos que actualmente enfrentamos.

La Líder de los hoteleros enfatizó que “arrastran una resaca” económica desde el año pasado, pero un índice de ocupación del 50 por ciento, al menos, dará un respiro al sector para paliar las dificultades económicas que atraviesan a causa de la Pandemia.

Confió en que, para el asueto de Semana Santa, pueda cambiar el panorama y contar con niveles de ocupación aceptable.