Secciones
Historias de Terror: El toro, el torero blasfemo y pueblo maldito
Quintana Roo

Historia de Terror: El toro, el torero blasfemo y el pueblo maldito

Una noche marcaría el destino de todo un pueblo, una fiesta pagana y el mal rondando cerca, checa está historia de terror.

por AngelBalán

1/2
Historias de Terror: El toro, el torero blasfemo y pueblo maldito

Historias de Terror: El toro, el torero blasfemo y pueblo maldito

/img/2020/03/26/historia_de_terror2_1.jpg

/img/2020/03/26/historia_de_terror2_1.jpg

Las leyendas son historias narradas de boca en boca, conocimiento que trasciende de nuestros antepasados en reuniones familiares, escuchando al abuelo mientras compartimos una taza de chocolate en un día de lluvia, ahora en una cuarentena, no importa, lo que importa realmente es disfrutar de la historia.

El torero blasfemo 

Este personaje a quien llamaremos Juan era un famoso torero que había recorrido las mejores plazas de toros en todo el mundo, desde la madre patria, Colombia y también en el centro de México, cada paso lo daba orgulloso y no miraba el suelo, este hombre con gran porte sabía cómo hacer que todas las personas lo miraran cada vez que llegaba a cualquier lugar, soberbio como nadie, se sentía merecedor de todo, su historia estaba apunto de cambiar.

Historias de Terror: El toro, el torero blasfemo y pueblo maldito
Historias de Terror: El toro, el torero blasfemo y el pueblo maldito

Llegaba a un pueblito que se ubica en el norte de lo que ahora es el estado de Quintana Roo, antes sólo un territorio, en ese lugar se centraban familias de agricultores y de pescadores, quienes bajaban de alta mar con buena pesca y que amaba mucho la corrida de toros, el promotor de Juan lo llevó hasta este sitio pues una de sus corridos grandes en la plaza de Mérida se había cancelado por el clima, fue entonces que llegó a este humilde pueblo y al bajarse arrogante por primera vez miró el suelo y dijo que ese pueblo no lo merecía.

Tal vez te interese: Leyendas Mayas: La criatura de los pies al revés, ¡quítate de su camino!

La gente los recibió como si fuera el actual presidente y todos lo fueron a recibir y lo llevaron hasta el punto más sagrado y orgulloso para la población; la iglesia, sin embargo como no estaba terminada este torero decidió no entrar, con gran desagrado se dirigió hacia la casa grande en donde lo recibirían para dejar algunas de sus cosas, no sin antes mencionar que la iglesia le parecía tan poca cosa y que la imagen de la virgen que tenían adentro no podría realizar ningún milagro ni salvar a nadie.

Historias de Terror: El toro, el torero blasfemo y pueblo maldito
Historias de Terror: El toro, el torero blasfemo y el pueblo maldito

La gente se quedó sorprendida y el ánimo cambió, de repente toda la gente se hizo hacia un lado a excepción de un joven que asustado fue corriendo y le dijo que se fuera porque de lo contrario cosas malas sucederían, Juan por supuesto que lo ignoró y continuó su camino. 

El Toro

Una noche antes de que llegara el torero Juan, todo parecía tranquilo y normal en el pueblo, los toros para la corrida mayor ya habían llegado y se encontraban cada uno en su respectivo corral, ese día le tocó hacer guardia a Mauricio, un joven humilde y creyente, que estaba acostumbrado a realizar vigilancia nocturna.

Historias de Terror: El toro, el torero blasfemo y pueblo maldito
Historias de Terror: El toro, el torero blasfemo y el pueblo maldito

En un punto de la madrugada, a Mauricio le agarró un sueño muy liviano que se fue atenuando y de repente se quedó dormido, sin embargo entre sus sueños escuchaba una voz una voz muy fuerte y ronca, sintió que no tenía tanta fuerza de voluntad y pensó que algo no andaba bien, fue por eso que comenzó a rezar y de repente se pudo mover, el ambiente era pesado y se sentía un terrible aroma a azufre, Mauricio se atrevió a seguir la voz y notó algo que lo dejó perplejo.

Más historias de terror AQUÍ

Se veía al fondo, un toro de color rojo, con ojos que brillaban como fuego, de aproximadamente seis metros de alto, este toro estaba hablando, con los otros toros que a su lado parecían perros, Mauricio como pudo se subió lenta y sigilosamente a un árbol, se acomodó y comenzó a escuchar, no podía creer lo que estaba sucediendo, el mal había tomado forma de un toro de Lidia gigante y estaba ordenando a los otros toros que estaban en el corral principal de cumplir una misión.

Historias de Terror: El toro, el torero blasfemo y pueblo maldito
Historias de Terror: El toro, el torero blasfemo y el pueblo maldito

Después de eso como pudo, Mauricio llegó a su casa con una calentura de más de 40 grados y se desmayó, se despertó al día siguiente muy tarde, a esa hora ya se encontraba el torero en el pueblo, como pudo corrió para llegar afuera de la iglesia y advertirle, pero este no hizo caso.

El pueblo maldito

Llegó el momento de la corrida, ya habían pasado dos toreros antes que Juan, que era el matador estelar, por su parte Mauricio, como pudo llegó hacia los palcos y trató de impedir que la gente entrara, sin embargo nadie escucharía a un joven humilde, fue entonces que tomó valor y dijo: ”todo aquel que entre a la corrida será maldecido al igual que sus dos próximas generaciones, ya que ese espectáculo sólo sacará lo peor de ustedes".

Historias de Terror: El toro, el torero blasfemo y pueblo maldito
Historias de Terror: El toro, el torero blasfemo y el pueblo maldito

Sus palabras incomodaron tanto a la gente que mandaron a traer al comisario quien se lo llevó a una de las celdas cerca del palacio municipal y de la iglesia en el centro del pueblo, a una distancia lejana del ruedo de toros.

El torero Juan entró y notó que el ruedo estaba hecho de bejucos y ramas, por lo que su mirada de desagrado no se podía esconder, hizo comentarios en voz alta y al entrar el ruedo lo escupió con propósito de insulto, la gente entonces se enojó con el torero y le comenzó a arrojar algunas cosas que tenían a la mano, entonces Juan enojó mucho más e insultó a todo el pueblo que se encontraba presente en la corrida, insultó también a sus calles de terracería y sobre todo a su iglesia sin terminar y a la virgen que estaba adentro.

Historias de Terror: El toro, el torero blasfemo y pueblo maldito
Historias de Terror: El toro, el torero blasfemo y el pueblo maldito

La gente no podía creer lo que escuchaba a tan sólo unos minutos de haber tocado el ruedo, en eso sonaron las cornetas que indicaba el primer tercio con capote y se presentó así al siguiente toro llamado ’Diablo’, la bestia  miró de frente al torero y corrió embravecido hacia él, Juan movió el capote pero resbaló con un abanico que alguien le había arrojado, el toro le clavó uno de sus cuernos y lo levantó, la gente aplaudió y celebró lo ocurrido en una frenética ovación al toro, que le dio una vuelta al ruedo al cuerpo aún con vida de Juan para después dejarlo al centro del ruedo y decir: “malditos sean todos”, y todos corrieron del miedo.

Historias de Terror: El toro, el torero blasfemo y pueblo maldito
Historias de Terror: El toro, el torero blasfemo y el pueblo maldito

Mauricio le contó al comisario lo que vio en la noche, señaló que el toro mayor era el diablo y dijo que necesitaba la muerte de un torero blasfemo para poder maldecir al pueblo y pueda así quedarse allí, si el toro encargado no lo hacía, este no iba a morir ni porque le atravesaran mil veces la espada, pero que cada herida no iba a sanar, el comisario dudó al principio pero le creyó hasta que una multitud de personas llegó corriendo desde el ruedo hasta a la iglesia a confesarse por lo que habían hecho y está se derrumbó encima de todos pues no estaba terminada.

Temas

Comentarios