Secciones
Quintana Roo

Explotación infantil, una dura realidad durante la zafra

por La Verdad

Efrén Martín/ Diario La Verdad OTHÓN P. BLANCO, Q. Roo.- Explotación infantil, una dura realidad durante la zafra. La zona cañera de la ribera del río Hondo se ha convertido en un punto caracterizado por la explotación laboral infantil ya que, durante cada temporada de zafra, hasta un 15% de los dos mil 400 trabajadores contratados utilizan a sus hijos para apoyarlos en el corte de la vara dulce. El secretario General de la Unión Local de productores de Caña de Azúcar de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Armando Mosqueda Junes, reconoció que el problema es real, con todo y que no se contrata a menores de edad. Hay que destacar que para la zafra 2017-2018 está previsto que arranque durante la segunda quincena de noviembre, con estimaciones de colocar en batey un aproximado de un millón 600 mil toneladas de caña. Las proyecciones por parte del dirigente cañero es que contratarán a poco más de dos mil 400 cortadores, de los cuales al menos la mitad provendrá de Chiapas, Veracruz, Tabasco y Campeche. Mosqueda reconoció que a pesar del discurso oficial y de que las organizaciones cañeras imponen fuertes sanciones a los afiliados que incurren en la práctica, aún prevalece el problema de la explotación infantil. Sin embargo, explicó que son los propios padres de familia quienes llevan a sus hijos a los cañaverales a trabajar, en en un intento de obtener mayores ingresos económicos. En este contexto, resaltó que a pesar de que brindan facilidades para que los pequeños puedan acudir a la escuela, los trabajadores, como consecuencia de sus problemas económicos, prefieren llevar a sus hijos a cortar caña. Al tiempo que lamentó esta situación, el entrevistado afirmó que otro punto que facilita la explotación infantil durante cada zafra es que no existe vigilancia por parte de las autoridades.

Explotación infantil, una dura realidad durante la zafra

Al respecto, la diputada Eugenia Solís Salazar considera que en Quintana Roo son más de 20 mil niños quienes se ven obligados a trabajar, ya sea para ayudar a la economía familiar o porque son explotados por patrones o incluso sus padres. La legisladora ha señalado que éste es un flagelo que no se puede ocultar. De acuerdo con los resultados del Módulo de Trabajo Infantil (MTI), realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el 23% de la población de entre cinco y 17 años en Quintana Roo tiene que trabajar para aportar al gasto familiar. Las estadísticas oficiales del 2015 indican que 22 mil 621 niños y adolescentes desarrollan alguna ac- tividad económica. La tasa de ocupación de los infantes quintanarroenses se ubica 10%. Del total de los infantes que trabajan en Quintana Roo, 19 mil 931 lo hacen en actividades que no son permitidas para los niños, incluso 13 mil 498 de ellos se emplean en actividades catalogadas como peligrosas por la Ley Federal del Trabajo.

Comentarios

Te puede interesar