Quintana Roo

En el Sur de Quintana Roo se tiene el potencial para generar agroindustria.

En el Sur de Quintana Roo se tiene el potencial para generar agroindustria.

En el Sur de Quintana Roo se tiene el potencial para generar agroindustria.

Los municipios de Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos y Othón P. Blanco tienen el suelo fértil para sobrepasar las 500 hectáreas actuales de palmeras productivas, pero no hay apoyo denuncian líderes productores. Sagarpa apruebaproyectos mínimos.

Por Efrén Martin

28/01/2018 07:31

Quintana Roo es una estado netamente turístico, pero también hay oportunidades de crecer en otros sectores como la agroindustria, cosa que no se ha apoyado como se quisiera según productores de coco del sur.

Destacó que la intención es concretar una inversión tripartita, porque obviamente los productores también tendrán que realizar
una aportación económica. 

Hay que destacar que cada semilla de palma de coco tiene un costo aproximado de 50 pesos y en estos momentos es en Tabasco donde puede adquirirse.

Cada pieza de coco puede venderse en 15 pesos, porque de este fruto se aprovecha la cáscara, el hueso y por supuesto el agua.

 En la zona sur del Estado existen un promedio de 500 hectáreas cultivadas, con una producción de anual estimada de
20 mil cocos por hectárea, es decir un total de casi 10 millones de unidades.

El líder del Sistema Producto Coco de la CNC, Ruty Carlos Buenfil Magaña, afirmó que el cultivo y venta de este fruto son menospreciados por instancias de los tres órdenes de gobierno, a pesar de que en el Estado, en especial la zona sur, existe capacidad para que sea económicamente exitoso. Resaltó que existen 11 derivados del fruto que pueden ser objeto de exportación, pero los campesino y ejidatarios que se dedican al cultivo de la palma carecen de recursos económicos
para su procesamiento.

 En su calidad de presidente del Sistema Producto Coco de la Confederación Nacional Campesina (CNC), aseveró que por cada siete proyectos que ingresan a las ventanillas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) sólo tres son aprobados.

“Existe un área de oportunidad con la producción de coco, pero los proyectos son rechazados por diversas razones por las autoridades”, dijo.

Carlos Buenfil insistió en que la zona sur del Estado cuenta con característica como clima y humedad para convertir al coco en cultivo estratégico para el Estado, pero quienes se dedican a esta actividad requieren estímulos económicos. 

Los productores están en la mejor disposición de trabajar, pero lamentablemente en la mayoría de las ocasiones no son aprobados sus proyectos, así que estamos muy limitados, concluyó.

Temas