Quintana Roo

En aumento casos de cáncer infantil en Quintana Roo

No hay una razón que explique la causa, pero es un hecho que en el primer trimestre del año se han incrementados los casos de cáncer infantil en Quintana Roo.

No existen causas puntuales, pero existen 25 por ciento más de enfermos en primer trimestre del año; piden mayor atención a menores de edad

Por Efrén Martín

09/04/2021 09:04

Durante el primer trimestre del presente año, se ha presentado un incremento del 25 por ciento en el número de casos de cáncer infantil en Quintana Roo.

De acuerdo con la jefa de servicios de Hemato-Oncología del Hospital General de Chetumal, Asunción Encarnación Jiménez, no existe una explicación para el aumento de casos, pero es un hecho que está sucediendo.

Especificó que el crecimiento de casos es comparado con los registrados el año pasado y el grupo de edad que está resultando afectado es de entre tres y 16 años de edad.

Detectados 10 casos más

Según las cifras dadas a conocer por Encarnación Jiménez, hasta marzo pasado se contabilizaban 49 pacientes con cáncer infantil, mientras que el año pasado sólo eran 39.

Los casos de cáncer más frecuentes son leucemia, con el 50 por ciento, seguido por el linfoma, tumores en el sistema nervioso y tumor en el riñón.

Los pacientes son actualmente atendidos en la Clínica del Niño y Adolescente con Cáncer “Eloísa Angulo McLiberty”, localizado en el mismo Hospital General de Chetumal.

El aumento del número de casos es del 25 por ciento, comparado con 2020.

Encarnación Jiménez dejó en claro no hay una razón específica sobre el aumento y la aparición del cáncer en los menores, por lo que sólo se puede pedir a los padres de familia que estén al pendiente de sus hijos y que no den por hecho que están saludables.

De acuerdo con estudios de la Organización Mundial de la Salud, son pocos los cánceres causados por factores ambientales o relacionados con los hábitos de la infancia, de ahí la importancia de realizar estudios médicos periódicos a la población infantil.

Las medidas de prevención del cáncer en los niños deben centrarse en los comportamientos que impedirán que presenten enfermedades prevenibles cuando sean adultos.