Secciones
La Secretaría de Salud salió a desmentir la muerte de un menor por coronavirus
Quintana Roo

Destapan emergencias en Quintana Roo la responsabilidad de medios

Las alertas de tsunami y una nota falsa del coronavirus, marcaron la tendencia de la influencia, positiva o negativa, que tienen los medios de comunicación

por Alfredo Rodríguez

La Secretaría de Salud salió a desmentir la muerte de un menor por coronavirus

La Secretaría de Salud salió a desmentir la muerte de un menor por coronavirus

Dos hechos internacionales marcaron la pauta del papel que los medios de comunicación de Quintana Roo y nacionales juegan en el manejo de crisis, tanto en su sentido positivo como en el negativo.

El primer caso fue el 28 de febrero, con la alerta de tsunami que se lanzó en Cancún y Cozumel tras el terremoto de 7.7 grados Richter que se generó en Cuba y Jamaica.

 El terremoto en Cuba levantó una alerta de tsunami que no fue real
El terremoto en Cuba levantó una alerta de tsunami que no fue real

De inmediato, los medios internacionales y nacionales hicieron eco de la noticia, pues el sismo se llegó a sentir en Cancún, Chetumal y algunas otras partes de Quintana Roo.

De inmediato, las redes sociales hicieron eco del tema, generando nerviosismo entre la población, y algunos medios irresponsables presentaron como imágenes del Caribe Mexicano las registradas en Cuba y Jamaica, en particular la de una alberca con el agua a punto de salirse.

Te puede interesar: (video) Desborda cenote en Bacalar por teremoto en Cuba

El manejo de crisis que hizo el gobierno de Quintana Roo fue acercado, calmando los ánimos y demostrando, con fundamento científico, la lejana posibilidad de que un tsunami llegara a Cozumel, y mucho menos a Cancún.

La Coordinación de Protección Civil de Quintano Roo salió a desmentir la alerta y confirmó que como efecto de las ondas del movimiento telúrico podrían registrarse olas de máximo un metro en Cozumel, pero nada de tsunami.

Más notas de Quintana Roo

El otro caso se registró este sábado, en donde de nueva cuenta el gobierno de Quintana Roo acabó con una de las llamadas “fake news”, que alertaba un medio de comunicación local sobre la muerte de un menor de edad de China en un hospital de Cancún, provocada por el coronavirus.

La alerta comenzó a hacer crisis cuando la noticia, totalmente infundada, se vitalizó en redes sociales.

De nuevo, el gobierno de Quintana Roo, en una acción articulada, salió a desmentir la noticia desde todas sus dependencias, vinculadas o no con el tema de salud, lo que generó un discurso homologado que echaba por tierra la noticia falsa.

Al final, el medio de comunicación tuvo que borrar su nota, y cargar con el golpe a la credibilidad que conlleva publicar información a la ligera y sin verificación.

Recuerdos de la influenza

El argentino Camilo Ramírez, administrador de un blog, señaló la importancia que revisten los medios para este tipo de crisis informativas.

Él, se dedicó a reunir los efectos en la sociedad tras las noticias que en 2009 se propagaron sobre el peligro de viajar a México por la presencia del virus de la influenza AH1N1.

“Lo que hemos vivido sirve para que nos demos cuenta del poder que tienen los medios de comunicación.

“Hubo quien con el sólo hecho de sentarse a ver las noticias, terminaba reportando algún síntoma asociado a la influenza, abrumado por todo lo que se decía. Aquellos que estornudaban se les veía como infestados, portadores de un tremendo mal”, afirmó.

Hoy, con la inmediatez de los medios de comunicación, las noticias sobre la alerta del tsunami en Cancún y el Caribe Mexicano, provocó que familiares de habitantes de Quintana Roo se comunicaron para conocer cómo estaba la situación.

Esta rápida atención a la crisis informativa, fue hábilmente desarticulada, con información fundamentada, por las propias autoridades.

Síguenos en Instagram y entérate de las noticias trend de la semana

Temas

Comentarios