Quintana Roo

Denuncian venta de plazas en Hospital Materno Infantil de Chetumal

Los trabajadores por honorarios aseguraron que es necesario pagar 150 mil pesos para poder lograr la basificación o, al menos, ser hijo de "influyentes".

Trabajadores de contrato argumentan que las “ofertan” en 150 mil pesos; acusan influyentismo e irregularidades en proceso de basificación

Por Efrén Martín

04/05/2021 11:56

Empleados por contrato de la Secretaría Estatal de Salud (SESA) denunciaron la venta de plazas e influyentismo en el Hospital Materno Infantil Morelos, en Chetumal.

Detallaron que, para ser trabajador de base, es necesario realizar el pago de 150 mil pesos o ser hijo de algún empleado con “jerarquía” porque, de lo contrario, no hay posibilidades de lograrlo.

Por cierto, personal de diversas áreas del citado hospital intentaron plantear esta problemática al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien domingo y lunes estuvo en Chetumal, pero no lo lograron, a pesar de que realizaron un par de manifestaciones.

“Brincan” a los de experiencia

Al respecto, José Gómez, señaló que, en su caso, ha laborado por contrato durante casi una década y que, a pesar de que existió la promesa, porque ha trabajado durante toda la crisis sanitaria de la COVID-19, no le han ha respetado sus logros ni su antigüedad.

Ha habido movimientos en el hospital y nos “brincan”, somos el personal más antiguo, somos gente que llevamos trabajando desde hace más de ocho años pero no se nos toma en cuenta.

Acompañado de otros colaboradores del Hospital, confirmaron la venta de plazas hasta en 150 mil pesos, señalando que existen personas que apenas entran a trabajar y de inmediato les entregan espacios con basificación.

Denunciaron la venta de plazas aunque, a final, no fueron escuchados por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

También argumentaron que existe preferencia para hijos de personal con algún grado jerárquico, situación que consideraron injusto, porque no se está reconociendo ni la capacidad ni a trayectoria de quienes tienen años laborando bajo contrato.

Lamentaron que no pudieron informar de las irregularidades al presidente Andrés Manuel López Obrador, por lo que definirán alguna estrategia para lograr sean basificados.

Por cierto, afirmaron que además de que no han reciben la estimulación laboral, durante la pandemia de COVID-19 también han adolecido de escasez de material de protección.