Secciones
Permanentes son los casos de corrupción contra vendedores.
Quintana Roo

Denuncian ante Fiscalía a inspectores municipales de Othón P. Blanco

Vendedoras rurales se cansan de abusos y denuncian a inspectores municipales; en Othón P. Blanco es permanente el hostigamiento.

por Efrén Martín

Vendedoras ambulantes, procedente de comunidades rurales, denunciaron a inspectores municipales que incurren en permanentes casos de hostigamiento y corrupción.

Vendedoras ambulantes, procedente de comunidades rurales, denunciaron a inspectores municipales que incurren en permanentes casos de hostigamiento y corrupción.

Hartas del hostigamiento y corrupción de los inspectores municipales de la Dirección de Reglamento, Fiscalización y Vía Pública del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, vendedoras ambulantes decidieron interponer una denuncia ante el Ministerio Público (MP).

Incluso, solicitaron asesoría de abogados que ofrecen servicios gratuitos, para dar seguimiento a la denuncia ante la Fiscalía General del Estado.

Como se sabe, la madrugada del jueves pasado ocurrió un enfrentamiento entre vendedoras de las comunidades de Mayabalam y personal del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, porque no se permitió las primeras establecerse para la venta de sus productos.

Inspectores municipales acosadores

Se conciliaron los ánimos y se les permitió trabajar. Sin embargo, este viernes ya no fue así, por ello la decisión de denunciar ante la Fiscalía, ya que continúan los casos de hostigamiento y corrupción.

Vendedores Mayabalam
Las vendedoras procedentes de comunidades rurales están cansadas del hostigamiento y corrupción de los inspectores municipales.

Al respecto, una de las vendedoras, quien solicitó se omitiera su nombre por temor a mayores represalias, denunció que no les querían permitir instalarse porque no "pagaron cuota” a los inspectores de Reglamento, Fiscalización y Vía Pública.

Detalló que "las cuotas" van de mil 500 hasta cinco mil pesos para dejarles vender y que desde las 02:00 horas de la madrugada les llegan a cobrar. 

Relató que en varios casos los recibos que entregan los fiscales carecen de número de folio, al tiempo que responsabilizó a "Wilberth" de encabezar a los inspectores dedicados a extorsionarles.

Te puede interesar: Día de las madres cobra factura, pico de contagios, 89 en Cancún y Quintana Roo

Los que pagan “cuota” pueden trabajar sin respetar las disposiciones sanitarias para contener el COVID-19, dijo.

Puntualizó que, en represalia por las denuncias hechas ante medios de comunicación, pretenden desalojarlas del área situada en la calle Confederación Nacional Campesina (CNC), entre Avenida de los Héroes y Librado E. Rivera, donde han trabajado durante años.

Más de Quintana Roo

Temas

Comentarios