Secciones
¡Cuidado con las clínicas de belleza ‘patito’! Con la salud no se juega
Quintana Roo

¡Cuidado con las clínicas de belleza ‘patito’! Con la salud no se juega

Para el sector médico e iniciativa privada es infructuosa la estrategia de la Cofepris, ya sea para prevenir o combatir la presencia de clínicas de cirugía y de procedimientos estéticos e inclusive los servicios médicos ilegales o en su caso consultorios en farmacias, todos ellos al margen de la regulación sanitaria.

por Edgar Olavarría

¡Cuidado con las clínicas de belleza ‘patito’! Con la salud no se juega

¡Cuidado con las clínicas de belleza ‘patito’! Con la salud no se juega

Para el sector médico e iniciativa privada es infructuosa la estrategia de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris), ya sea para prevenir o combatir la presencia de clínicas de cirugía y de procedimientos estéticos e inclusive los servicios médicos ilegales o en su caso consultorios en farmacias, todos ellos al margen de la regulación sanitaria.

De acuerdo con Joaquín Lozano Guasch, personal de la Clínica de Ojos Cancún, el gran problema que hay de giros negros, es entenderlos como situaciones que están fuera de la legalidad; es que los trámites en Quintana Roo son muchas veces tortuosos y caros, y en la mayoría de los casos con ‘candados’, ya que condiciona un trámite a un permiso o viceversa, más allá de dar cumplimiento al marco normativo, como lo estipulan los artículos 198, 315, 369, 370 y 371 de la Ley General de Salud.

Una medida equivocada para acceder tanto a una licencia de funcionamiento como una sanitaria, dado que la problemática es originada, principalmente, por lo ‘tortuoso’ de los trámites en Quintana Roo y es que todo aquel establecimiento o especialista que brinde u ofrezca sus servicios en materia de salud, sin excepción alguna deben contar con la autorización de la Cofepris, para evitar que se ponga en riesgo la salud de los quintanarroenses.

“Las autoridades se equivocan, porque al final del día van a poner el centro quirúrgico o donde traten, pero no van a saber que existe y se pueden mover, estar operando en un departamento o en un lugar donde no tengan las licencias y cuando llegan se van, esto lo que hace  es una falta de control, genera giros negros”, expresó Lozano Guasch.

Operar en la ilegalidad

Sin embargo, los consultorios médicos, en farmacias que operan al margen de la ley, son más fáciles de ubicar, sancionar y clausurar, pero las clínicas estéticas piratas son el talón de Aquiles para la Cofepris, ya que no sólo le va bien a la gente que las administra sino que también evaden responsabilidades civiles, legales y penales.

“La cirugía estética, es uno de los mayores problemas, vienen los cirujanos estéticos que no son cirujanos plásticos, que es mucha diferencia a operar cosas que son de cirugía plástica sin las capacidades, operan en lugares que no se tienen lo necesario y hasta se les complica, pero en ese momento cierran el centro que no tiene nada y el médico se va, no lo vuelven a ver y se quedan los problemas”, indicó Lozano Guasch.

A pesar de que la Cofepris tiene la encomienda de revisar establecimientos para prevenir la oferta de tratamientos no regulados o productos milagro o en su caso que el personal este calificado y cuente con cedula profesional, infraestructura e instrumental, la coordinación en la Zona Norte aún no ha detectado clínicas pirata o establecimientos que operen al margen de la ley.

Según el padrón de la Cofepris sobre establecimientos de reducción de peso, mejora estética, cirugía plástica y reconstructiva; así como depilaciones y procesos no invasivos hay 43, 731 y 5 en la Zona Centro, Norte y Sur de Quintana Roo.

“Regresamos a lo mismo si yo género trámites tortuosos, complicados, lo único que voy a hacer es que se vayan y que cualquier médico pueda poner su quirófano, ya que cualquier médico tendría el derecho de tener un quirófano pero si se vuelve algo tan complicado para que lo tenga de forma legal pues lo va a tener de forma ilegal y obviamente creo que es un problema de regulación”, indicó el galeno de Clínica Ojos Cancún.

La Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (Enigh), que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), informó que del gasto total es destinado 2.05% en materia de salud y sobre este monto al menos un 40% corresponde a consultas médicas, 30% a las medicinas o tratamientos y el resto es empleado en análisis clínicos, atención hospitalaria, entre otros.

 

¿Qué es lo que dice la ley?

Agencias

Según los expertos la legislación vigente pone ‘candados’, ya que condiciona un trámite a un permiso o viceversa, más allá de dar cumplimiento al marco normativo, como lo estipulan los artículos 198, 315, 369, 370 y 371 de la Ley General de Salud.

Una revisión a la dicha ley dice: Artículo 198. Únicamente requieren autorización sanitaria los establecimientos dedicados a: El proceso de los medicamentos que contengan estupefacientes y psicotrópicos; vacunas; toxoides; sueros y antitoxinas de origen animal, y hemoderivados; aunque en su fracción V dice que los establecimientos en que se practiquen actos quirúrgicos u obstétricos, también necesitan autorización.

Artículo 315. Los establecimientos de salud que requieren de autorización sanitaria son los dedicados a: La extracción, análisis, conservación, preparación y suministro de órganos, tejidos y células. En tanto que el Artículo 369 dice que las autorizaciones sanitarias serán otorgadas por la Secretaría de Salud o por los gobiernos de las entidades federativas, en el ámbito de sus respectivas competencias, en los términos de esta Ley y demás disposiciones aplicables.

Los artículos 370 y 371 hablan de que las autorizaciones sanitarias serán otorgadas por tiempo indeterminado, con las excepciones que establezca esta Ley y sobre todo cuando el solicitante hubiera satisfecho los requisitos que señalen las normas aplicables y cubierto, en su caso, los derechos que establezca la legislación fiscal.

2015, el año de las clausuras

Agencias

En marzo de 2015 se dio el más grande operativo de cierre de clínicas de belleza irregulares efectuado por la Secretaría de Salud a través de la Cofepris tras cerrar ocho locales de medicina estética en Cancún y Playa del Carmen.

En aquel momento se habló de que los cierres afectaron la del doctor Juan Arturo Hernández Montejano, Plaza Pabellón Caribe número 22, tras practicar una liposucción que casi le cuesta la vida a Daniel Guevara quien más tarde interpuso la denuncia correspondiente. 

Los otro sitios fueron ocho consultorios cerrados son: Clínica cirugía estética Dr. Juan Arturo Hernandez Montejano. Clínica Médica Taxistas de Cancún AC. Hospital Pabellón Caribe. Médica la Luna. Hospital Playamed Cancún. Hospital Americano Cancún. Hospiten Riviera Maya y el Centro de Medicina Integrativa SANAR SC.

Finalmente la autoridad sanitaria recomienda a la población que va a practicarse una liposucción verificar que el médico esté certificado por la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva (se puede consultar en el portalwww.cofepris.gob.mx), que tenga cédula profesional a la vista, que el consultorio tenga licencia y responsable sanitario y que  los medicamentos y el equipo médico tengan registro.

 

Temas

  • expediente
  • clínicas de belleza
  • salud
  • clínicas patito
  • operaciones estéticas

Comentarios

Te puede interesar