Secciones
Quintana Roo

Crimen organizado recibe duro golpe

por La Verdad

REDACCIÓN / Diario La Verdad  CANCÚN, Q.Roo.-  El aseguramiento del bar ‘El Costillero’ la madrugada del 29 de junio es el segundo golpe a bases de operaciones estratégicas que se da en Cancún, y que coincide con las labores de investigación de la Procuraduría General de la República (PGR) y autoridades locales, que han golpeado a grupos criminales, entre lo que se encuentran los Pelones y Talibanes. En este golpe se logró la detención de Diego ‘N’, encargado del local. El operativo se realizó luego de confirmarse que el local, que opera como un restaurant- bar, era uno de los puntos estratégicos de una red del crimen organizado, desde donde se coordinaban delitos. El primer golpe fuerte contra los Pelones se dio el pasado 27 de abril, cuando elementos de la Secretaría de Marina, Policía Federal, Estatal y Municipal realizaron un cateo y posterior aseguramiento de una casa de seguridad de Los Pelones en la Avenida Huayacán. En esa ocasión se logró la detención de Joseph Alan Balanzar Arciñega y/o Josué Balanzar Salgado de 24 años, originario de Acapulco, Guerrero, así como otra persona no identificada, además de asegurar cuatro vehículos, diversas drogas, armas, computadoras y aparatos de comunicación. En ambos golpes los detenidos han sido trasladados por elementos federales al centro del país, donde continúan las investigaciones. Dos de los tres detenidos eran buscados desde 2014, al detectarse que eran quienes organizaban una red de narcomenudeo a través de diversos integrantes de sindicatos taxistas en Cancún, Puerto Morelos y Playa del Carmen.

INVESTIGACIONES

Los golpes se han dado luego de que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Siedo) y la PGR confirmarán, a través del oficio de transparencia PGR/ UTAG/00564/2017, que en Benito Juárez se investigan las actividades del Cartel del Golfo, que opera a través de Los Pelones y Talibanes para la distribución de drogas, además de extorsiones y asaltos coordinados. Fuentes dentro de la Policía Federal confirmaron que las labores de investigación se han encargado de ubicar y detectar puntos desde donde las redes criminales organizan sus movimientos, con el fin de desarticular sus operaciones.

Comentarios