Secciones
Quintana Roo

‘Coyotaje’, a la orden en migración

por La Verdad

Cartas de naturalización, visas y cartas de residencia, son ofrecidos a las afueras del Instituto Nacional de Migración por oscuros personajes que prometen, sobre todo a extranjeros, todo tipo de documentos por una “módica” cantidad. Ariel Velázquez/Diario La Verdad Cancún.- Vianey Esquinca es una venezolana de 35 años que llegó como turista huyendo de los conflictos políticos en su país y ahora, ya que se venció su permiso, busca cómo permanecer en nuestro territorio. Para lograrlo acude tanto al Instituto Nacional de Migración (INM), para conseguir la carta de residencia y después, si todo funciona bien, tramitar la carta de naturalización en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER). En la teoría suena muy fácil, sin embargo se enfrenta a una serie de obstáculos que la orillan a acudir como muchos otros, a despachos de gestoría y asesoría, que al parecer están coludidos con dichas autoridades. Y es que estos despachos “gancho”, manejados por seudo abogados, también conocidos como “coyotes”, pululan en los alrededores de dichas delegaciones tanto del INM, como de la SRE, quienes ofrecen desde visas a los Estados Unidos, Canadá y Europa, hasta cartas de residencia y naturalización para extranjeros, sin que nadie les diga nada. Debido a que los despachos no están debidamente reglamentados, ya que se dan de alta como oficinas contables, centros de servicios, o bufetes de abogados, se les permite realizar el coyotaje, que no es otra cosa que cobrar una cantidad de dinero por conseguir el documento que requiere el interesado. Dichas oficinas están ubicadas cerca de la avenida Nader, donde “casualmente” se encuentran las delegaciones y, donde al acudir para entrevistar a ambos delegados, Mauricio Saad Viveros, del INM y Silvia Saldaña Gutiérrez, de la SRE, se negaron, argumentando exceso de trabajo. Al realizar un recorrido verificamos que están dos agencias, una de nombre ‘Asesoría de Visas Hamburgo’ y otra denominada ‘Tramitadora Internacional Invisa’, donde al comunicarnos vía telefónica con el señor Antonio Lara, precisó que sí puede “gestionar” la autorización de residencia en el INM, como la carta de naturalización en la delegación de la SRE, para Vianey Esquinca, ya que tiene los “contactos” para hacerlo. En la delegación del INM, está a cargo Mauricio Saad Viveros quien fue despedido de la PGR en 2011 por no pasar los exámenes de control de confianza y tres años después fue nombrado delegado gracias a que es paisano del titular del organismo, el poblano Ardelio Vargas Fosado, según presume. Y es que para nadie es un secreto que el principal mercado negro de trámites migratorios a nivel nacional se efectúa en esta delegación federal sede Cancún, donde los funcionarios junto con coyotes cobran miles de dólares por arreglar sus trámites migratorios, principalmente a jugadores de futbol y de beisbol. Eso lo corroboraron los mismos empleados quienes por temor a represalias, solicitaron el anonimato. Cabe resaltar que en el año 2010 la PGR detuvo a 30 agentes del INM comisionados en Benito Juárez acusados por tráfico de indocumentados, concretamente personas de origen chino. Una vez realizadas las investigaciones 13 agentes fueron liberados. Recientemente el 20 de julio, una información oficial de la Secretaría de la Función Pública, informó que destituyó a tres agentes de migración, uno de ellos con residencia laboral en Cancún, por permitir el ingreso de tres cubanos y un chino de manera ilegal. De acuerdo a informes oficiales, los grupos del crimen organizado en la región peninsular, no sólo se han dedicado al trasiego y venta de drogas, explotación sexual, extorsión de empresas grandes y pequeñas, sino a la trata de personas en su modalidad de tráfico de indocumentados. Asimismo, la periodista Lydia Cacho en 2014 precisó que agentes de migración revelaron a SEDENA que el delegado del INM cobra cuotas a los cárteles por diversos trámites migratorios. También autoridades ministeriales pusieron al descubierto una red de tráfico de indocumentados procedentes de Cuba que opera en el área turística de Cancún, que se encargaba de la comercialización de jugadores de beisbol reconocidos y el cruce por ese territorio de ilegales con familiares en los Estados Unidos. Conforme a su “modus operandi” los traficantes desembarcan a los isleños en diferentes puntos de la zona norte de Quintana Roo, como Isla Blanca, Isla Mujeres y la zona hotelera, después los llevan a casas de seguridad, donde inician el “trámite” para viajar a Estados Unidos o en su caso conseguirles la residencia en México. Durante la investigación se supo además que los cubanos ingresan al país mediante trámites que se gestionan con documentación falsa, el mismo método que utilizan para solicitar la naturalización y poder transitar por todo el país sin problemas. Una de las argucias legales que hacen ante el INM, se precisó, es presentar como hijos propios a menores, para lo que exhiben actas de nacimientos falsas o bien estableciendo un lazo conyugal con un mexicano o mexicana. Es así que un mercado negro de trámites migratorios a nivel nacional se efectúa en ambas delegaciones federales con sede de Cancún, donde cobran los funcionarios junto con “coyotes” miles de dólares por trámites de residencia, visas de trabajo y cartas de naturalización, sin que se tenga en realidad un número de trámites tanto “legales” como ilegales, ya que las mismas autoridades se niegan a dar información. Cabe resaltar que toda esta “tramitología”, fomenta la falsificación de dichos documentos, que permite a los extranjeros permanecer “legalmente” en el país, máxime si laboran en empresas o compañías donde no corroboran dichos documentos, o bien instalan sus propios negocios usando también a «prestanombres», o bien «casándose» con un mexicano o mexicana y así poder estar legalmente en el país.  

Comentarios