Secciones
Coronavirus Chetumal: Vendedores de comunidades rurales se niegan a retirarse
Quintana Roo

Coronavirus Chetumal: Vendedores de comunidades rurales se niegan a retirarse

Afirman que no pueden suspender actividades, a pesar de la amenaza del coronavirus, ya que se quedarían sin ingresos; la venta de sus productos es la única manera para mantenerse 

por Efrén Martín

Coronavirus Chetumal: Vendedores de comunidades rurales se niegan a retirarse

Coronavirus Chetumal: Vendedores de comunidades rurales se niegan a retirarse

Comerciantes de frutas y legumbres de la comunidad rural de Kuchumatan, apostados a un costado del Mercado Nuevo de Chetumal, afirmaron que si son retirados por la amenaza del coronavirus (COVID-19) quedarán sin ingresos para mantenerse.

Incluso, a pesar de que carecen de medidas de protección contra el 

Sin ninguna medida de protección contra el padecimiento, no ham pensado dejar de vender, a pesar de que ya recibieron la indicación de las autoridades municipales.

Además, manifestaron que hasta el momento ninguna autoridad les ha orientado sobre algunas medidas higiénicas que podrían implementar para reducir el riesgo de contagio.

Tal vez te interese: Coronavirus Chetumal: Vigilancia especial para cortadores de caña

“Hasta ahora no nos han dicho nada estamos vendiendo. De aquí sacamos para la alimentación de nuestras familias y si nos dicen que no, pues no sé qué vamos hacer, no tenemos otra forma de ganar dinero”, Eulalia Ramón Bernabé, vendedora de legumbres.

Resaltó que son un promedio de 45 comerciantes de la citada comunidad quienes ofrecen sus productos y que, contrario a los establecimientos formales, carecen de medidas de prevención.

Es evidente que no cuentan con gel antibacterial, cubrebocas y tampoco aplican medidas como la sana distancia.

En este sentido, explicó que ninguna autoridad sanitaria les ha dado a conocer los lineamientos básicos para evitar el coronavirus.

Más noticias de QUINTANA ROO AQUÍ

“Está baja la venta, pues quienes nos compran son quienes venden en las escuelas, y esos están ahorita de vacaciones; es una cadenita nosotros les vendemos ellos, pero ahora no están comprando”, indicó.

Dijo estar consciente de los riesgos que implica seguir ofreciendo sus productos, pero al ser el único sustento para mantener a su familia permanecerán vendiendo hasta que alguna autoridad municipal o de salud los retire a la fuerza.

Comentarios